Costa Rica, lunes 28 de julio del 2014. 10:36 pm. Bienvenido a CRHoy. Suscríbase

Suscribase

maxmena

Max Mena

Meteorólogo

27 de marzo de 2012

La “noche igual”

Se denomina equinoccio al momento del año en que el Sol está situado en el plano del ecuador, donde alcanza el cenit. La palabra equinoccio proviene del latín aequinoctium y significa “noche igual”.

Se registra dos veces por año: el 20 ó 21 de marzo y el 22 ó 23 de septiembre de cada año, épocas en que los dos polos de la Tierra se encuentran a igual distancia del Sol, cayendo la luz solar por igual en ambos hemisferios.
 
Hace miles de años desde nuestros antecesores primitivos y hasta los seres más intelectuales de la actualidad así como los “ciudadanos de a pie”, seguimos el ritmo natural de la madre Tierra.
 
Esta danza confusa entre nuestro planeta y el resto de los cuerpos celestes nos ha maravillado, de este baile y el asombro de nuestros coterráneos espectadores han nacido muchas historias y mitos y que perduran a través de los tiempos.

?Primero la preocupación redundaba en que estos ciclos, marcaban la manera de vivir y la alimentación ya que en ciertos momentos se esperaba la lluvia, en otros, sol intenso y sequía. Con la experiencia descubrieron que las cosechas y fertilidad se podían vincular con los ciclos de la Luna.

?No es sólo que sus observaciones astronómicas indicaban cuándo plantar y cuándo cosechar, sino también dónde y cómo diseñar sus casas e incluso cómo orientar las ciudades.

?Por el método de la observación descubrieron nuestros antecesores que algunas de las luces luminosas en el cielo se movían mientras otras casi no lo hacían.
Algunos de esos cuerpos son los que hemos venido a conocer como los planetas.

Mitos de monstruos que tragaban buques entero y hasta planetas, no son tan alejados de la realidad tomando en cuenta que hoy la mayoría de los astrónomos, están convencidos que en el centro de nuestra Galaxia hay un masivo agujero negro de un tamaño inimaginable, de millones de veces más grande que nuestro sol, hacia donde se mueven todos los sistemas para ser prácticamente tragados. O cosas tan curiosas como que ahora mismo, el eje de la Tierra al Polo Norte apunta a la estrella Polaris la cual nosotros apropiadamente llamamos la Estrella Polar. Pero hace 5 000 años, el polo norte celestial se alineaba a la estrella llamada Alfa Draconis y en 8 000 años en el futuro la estrella del polo será Vega, esto se debe a un movimiento de la tierra que se llama Precesión y es como el de un trompo o sea pendular.

Pues bien, este movimiento cambia poco a poco el Equinoccio a nuevas constelaciones. Las diferentes culturas percibieron esto como una Nueva Edad o Nuevo Mundo. Cuando el Sol de Equinoccio de Primavera aparecía surgir en la constelación de Tauro, las personas percibieron esto como la Edad del Toro; la Edad del Carnero cuando subió a la constelación de Aries; la Edad del Pez al subir en Piscis, y así sucesivamente.

Sea como sea y como muchos no entendemos muy bien el tema de los planetas, galaxias, asteroides y meteoritos, lo que sí nos debe quedar claro es que los ciclos de tiempo, naturales como el equinoccio, marcan un nuevo comenzar, una explosión de germinación de vida y todos somos parte de esa gran fiesta que se monta la naturaleza llenando de esperanza cada rincón de su esférica existencia.

Escrito por Max Mena | maxmena@crhoy.com | Ver todos mis artículos

crhoy.com no se hace responsable de las opiniones expresadas en redes o en esta columna.

Comentarios

Paute en Crhoy.com | Los comentarios expresados en las columnas de opinión, en la opinión de los lectores y comentarios de terceros al final de las notas o en las páginas de redes sociales, son responsabilidad exclusiva de sus autores. crhoy.com no se responsabiliza por su contenido

Licencia  Se autoriza reproducir total o parcialmente citando la fuente siempre y cuando no sea con fines comerciales.