Gerencia de Pensiones anunciará medidas

CCSS explora ayudas para deudores de hipotecas por COVID-19

Gerardo Ruiz R. [email protected] Marzo 25, 2020  12:07 pm

03252020

  • Cartera de crédito hipotecario de la CCSS era de ¢77.000 millones a mediados del 2018
  • Créditos son una de las herramientas que tiene la Caja para sostener el régimen IVM

(CRHoy.com).- La Gerencia de Pensiones de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) estudia varios escenarios para facilitarle el pago de las hipotecas a los deudores que sufran el impacto del COVID-19.

Aún la institución no ha anunciado un plan de ayuda para las personas que mantienen ese tipo de operaciones crediticias. Sin embargo, confirmó que la Gerencia de Pensiones trabaja en explorar posibles acciones.

“La Caja se encuentra en este momento analizando diferentes escenarios en el tema de créditos hipotecarios que pudieran, en determinado momento, coadyuvar  con  las personas que tengan crédito hipotecario y presenten condiciones especiales de empleo u otras por la emergencia sanitaria que enfrentamos; esto aun cuando la directriz gubernamental aplica únicamente para el sistema financiero nacional”, respondió la Caja ante una consulta de CRHoy.com.

A julio del 2018 la CCSS tenía 7.000 operaciones hipotecarias activas en una cartera superior a los ¢77.000 millones.

Para ese momento la institución había colocado ¢12.000 millones, mientras que en el 2017 cerró con colocaciones por el orden de los ¢16.000 millones. Un año antes, en el 2016, había colocado ¢9.000 millones, según cifras de la entidad autónoma.

Además del objetivo de dotar de vivienda propia a los cotizantes del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), los créditos hipotecarios son una de las medidas que la CCSS utiliza para darle sostenibilidad al régimen de pensiones más grande del país. 

La semana pasada todos los bancos públicos y privados del país anunciaron que se acogerían a la solicitud de Casa Presidencial de crear condiciones de pago excepcionales para sus deudores debido al impacto del COVID-19 que ya se nota en la economía nacional, con la pérdida de miles de empleos por la caída en la actividad de varios sectores, así como en el recorte de los salarios de otros miles de empleados debido a las reglas especiales que aprobó el Parlamento para resguardar el empleo en momentos de crisis.