Economía global retrocederá casi un 12% según FMI, y muchos son países socios de Costa Rica

Derrumbe económico mundial amenaza con arrastrar sectores menos golpeados del país

Luis Valverde [email protected] Julio 7, 2020  12:04 am

07072020

  • Agro, exportaciones y zonas francas amenazados por menor dinamismo mundial

(CRHoy.com) La idea de que lo peor de la pandemia en materia económica ya está quedando atrás puede ser una de las más equivocadas que existen.Si bien existen sectores de la economía local que hasta hora han salido más o menos bien librados, lo cierto es que a futuro su situación se podría complicar.

Recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo sus perspectivas de crecimiento económico para la mayor parte del mundo. A Costa Rica la dejó igual, con un decrecimiento estimado en -3,3%, per al resto del mundo lo puso en peores condiciones.

El problema es que esas proyecciones tocan a países que son socios comerciales de Costa Rica; es decir, aquellos de los cuales empresarios locales dependen para vender sus productos y servicios, o bien importar mercancías.

Así algunas de esas naciones proyectan ahora decrecimientos de entre -8% y -10%.

A nivel global, se estima que las economías emergentes decrecerán un 9,4% y el comercio mundial en general lo hará en casi un -12%.

Todo ello se traduce en menos opciones de comprar y vender productos a nivel global.

“Toda la economía se vería afectada…  en general se vería afectada la demanda externa. En particular se podrían ver afectadas las exportaciones de bienes como por ejemplo los bienes agrícolas. Por su parte, un menor crecimiento de los socios comerciales implica menor ingresos de los ciudadanos de esos países, que se podría reflejar en un menor ingreso disponible de ellos, lo que podría llevar a que la posibilidad de vacacionar se reduzca o se posponga, afectando al sector turismo costarricense”, vaticinó el analista económico del Grupo Financiero Acobo, Luis Diego Herrera.

Según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) publicado por el Banco Central, sectores como la manufactura y servicios de telecomunicaciones se han mantenido en números positivos de crecimiento. Todos los demás muestran tasas que van hasta el -15% como en el caso del comercio.

El sector agro se ha mantenido cercano a la base; es decir, mostrando poco crecimiento o decrecimiento. A mayo reportaba un -0,7%, poco si se compara con los demás segmentos económicos.

Sin embargo la reducción en las proyecciones comerciales a nivel mundial podría llevar a que en el corto plazo sea más difícil colocar productos que no son de primera necesidad y en los cuales el país basa su principal oferta agroexportadora: banano, piña, frutas, tubérculos y flores.

Este es un efecto que ya en  los sectores habían previsto. Así lo hizo ver la Cámara de Exportadores (Cadexco), que planteó una serie de medidas que no fueran solo de corto plazo:

Si bien se han generado un conjunto de medidas para el corto plazo, la cuales contribuyen en la atención de las condiciones particularmente de los meses de abril, mayo y junio, es necesario pensar y articular medidas concretas que visualicen el proceso del mediano y largo plazo, no solo analizando las condiciones internas que tiene el sector productivo, sino los efectos que los mercados internacionales están presentando que nos obligarán a replantear nuestra relación comercial con algunos de ellos, explorar nuevos mercados, y fortalecer nuevos mecanismos y estrategias de apoyo al sector exportador en el proceso de reactivación de la economía pasado el período más crítico de la atención de la crisis sanitaria. 

La Cámara propuso definir una estrategia para la reactivación del sector agroexportador y el sector turismo, dos de los sectores mayormente impactados por los efectos del COVID-19; sin embargo, la queja es que el trabajo ha sido de resolver el día a día.

El economista Daniel Suchar coincidió con el efecto que esta reducción de proyecciones tendrá en sectores como el agro, y le unió también el de zonas francas y el exportador en general, los cuáles hasta ahora no han sido tan fuertemente golpeados como por ejemplo el turismo y el comercio.

Suchar fue más allá, y señaló que este retroceso en comercio podría implicar que Costa Rica decrezca más allá del -3,3% que a nivel oficial se proyecta, sino que incluso se llegue a un -4%.

De acuerdo con el Banco Central, a pesar de que producto de la pandemia se ha producido una caída en la demanda externa, en el primer cuatrimestre la balanza comercial de bienes acumuló un faltante (1,6% del PIB) menor al registrado en igual periodo del año pasado (2,6%).

Esto refleja que en el primer trimestre hubo un buen desempeño del sector exportador y una fuerte contracción en las importaciones.

Pero en abril se sintió con fuerza un primer impacto de la pandemia. Ese mes las exportaciones disminuyeron un 11,5%, y se profundizó la caída de las importaciones de un promedio del 3,6% a un 18,7%.

Según Cadexco, para evitar que se agudice una crisis en el sector exportador son necesarias diversas medidas, como por ejemplo no impulsar ni aprobar nuevas cargas tributarias, agilizar la actualización de los reglamentos sobre registro de agroquímicos ya que bajo la reglamentación actual, la mayor parte de los productos de exportación costarricense enfrentan dificultades para cumplir con la ley por el rezago en el registro de moléculas químicas.

También reclaman mayor decisión en la simplificación de trámites (el último anuncio del gobierno al respecto fue para anunciar una medida ya señalada hace un año yq eu no se cumplió), implementar ventanillas únicas de comercio exterior, valorar la creación de una Agencia Nacional de Gobierno Digital y aprobar la flexibilización de jornadas laborales, entre otras.



Haga clic para ver más noticias sobre: Economía.