Recaudación bajará hasta 2022

Etapa postCOVID-19: Así se comportarán los principales impuestos

Gerardo Ruiz R. [email protected] Septiembre 16, 2020  12:01 am

09162020

  • Gobierno estima que en 2021 recuperación en recaudación de impuestos será lenta pese a repunte esperado en economía
  • IVA, uno de dos impuestos que remolcan ingresos de Gobierno, caerá un 3,5% en recaudación

(CRHoy.com).- El lastre del COVID-19 impedirá que durante el 2021 despegue la recaudación de los  principales impuestos de los que se nutre el Gobierno Central.

Según explicó el Ministerio de Hacienda a los diputados en el proyecto de Ley de presupuesto ordinario de la República para el 2021, la recuperación de la economía será moderada el año entrante y esto afectará los ingresos del Gobierno Central.

Debido al impacto del COVID-19, el Ministerio de Hacienda solicitó a la Contraloría General de la República una recalificación de los ingresos por concepto de recaudación que nutrirá el presupuesto para el año entrante, debido al golpe que el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 le propina a la economía desde marzo.

La recaudación del Gobierno tiene como pilares a los impuestos sobre la renta y al valor agregado (IVA). Juntos, representan un 72,4% del total de ingresos tributarios.  De estos, según el Gobierno, el que sufrirá una caída de importancia es el segundo.

Hacienda calcula que los ingresos por este último tributo crecerán cerca de un 3,5% en el 2021, menos del 3,7% que crecerá el impuesto este año con respecto al 2019.

El año entrante, la recaudación de este impuesto será de ¢1.682.950 millones. Este año, el IVA generará al Gobierno ¢1.626.803 y tendrá una caída de o,5% con respecto al 2019.

Los otros tres impuestos que sostienen la recaudación son el impuesto a los combustibles, el impuesto selectivo de consumo y el impuesto a la propiedad de vehículos. Al sumar su recaudación a los dos tributos principales, suman una proporción de un 90,7% de los ingresos tributarios totales del Gobierno.

Por esto es que cobra tanta relevancia la caída en la recaudación que según Hacienda se dará por la reducción en los ingresos por el impuesto a los combustibles.

Pandemia hiere recaudación de algunos impuestos

Originalmente, el Gobierno estimaba que este año el impuesto único iba a aportar ¢535.000 millones para financiar el presupuesto. no obstante, la restricción vehicular sanitaria que el Gobierno implementó para impedir que se expandiera el COVID-19 obligó a recalificar a la baja el aporte de ese gravamen al presupuesto.

Por lo tanto, ahora se incorporarán a la Ley de presupuesto ¢412.000 millones, para una caída de casi un 23% en la recaudación.

En la exposición de motivos del presupuesto ordinario para el 2021, el Gobierno prevé que la recaudación por el impuesto repuntará hasta los ¢514.000 millones, a un nivel todavía lejano al que registró antes de la crisis generada por la aparición de la enfermedad viral respiratoria.

“El gravamen a los combustibles, además de ser el tercer impuesto en importancia desde el punto de vista de la recaudación tributaria, tiene destinaciones específicas, donde la más relevante viene a ser los recursos que se destinan a financiar el mantenimiento de la red vial, tanto a través del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), como de las municipalidades del país”, detalló Hacienda.

 

La reducción en las expectativas de recaudación también hincan al impuesto selectivo de consumo. Las autoridades consideran que el fenómeno económico que se produce en torno al COVID-19 hará que el ingreso por este concepto caiga un 7,7% en el 2021 con respecto al 2020.

Este año cerraría con una recaudación por este tributo por el orden de los ¢163.425,8 millones, unos ¢3.500 millones menos de lo esperado. Mientras que para el 2021 los ingresos estimados por el selectivo de consumo serán de uno ¢150.870 millones.

Aquí se grava con el impuesto el consumo interno (producción nacional) y los productos importados. Hacienda se vio en la obligación de hacer ajustes en sus cálculos debido a la moratoria que se aprobó en el pago del tributo a causa de la crisis sanitaria y económica.

Gravámenes que crecen

El mal panorama recaudatorio que enfrenta el Gobierno se ve menos gris cuando se hacen los cálculos para los impuestos sobre la renta y sobre la propiedad de vehículos.

Junto con el IVA, el impuesto sobre la renta (ingresos y utilidades) es el que más genera ingresos para las arcas públicas.

Las previsiones indican que para el ejercicio económico del 2021, el impuesto generaría ¢1.625.136,5 millones. El monto sería ¢58.000 millones mayor al recalificado e incorporado al presupuesto del 2020, en el que se incluyeron ¢1.566.171,0 millones.

Esa cifra se revisó a la luz de los efectos de la pandemia en la economía y se redujo en ¢380.000 para este año.

Si bien el Banco Central de Costa Rica (BCCR) espera un repunte en la economía para el 2021, que vendría generar más ganancias para los diversos sectores productivos, Hacienda estima que el repunte en la recaudación por el impuesto sobre la renta será moderada durante el próximo año.

Los efectos de los malos resultados del presente ejercicio económico, se estima, repercutirán sobre la liquidación final del tributo (en marzo del 2021) así como en el cálculo de los pagos parciales, lo que se proyecta limitará el crecimiento de la recaudación del tributo, y probablemente será hasta el año 2022 que se aprecie un mayor dinamismo en los ingresos que genere este gravamen”, explicaron las autoridades.

 

El quinto impuesto que remolca los ingresos del Gobierno Central es el que se carga a la propiedad de vehículos, principal componente porcentual en el costo del marchamo.

Aunque, según el Gobierno, el tributo ha perdido dinamismo en los últimos años, para el año entrante espera recaudar por este concepto unos ¢171.000 millones, cerca de ¢11.000 millones más que lo que recaudaría a partir de noviembre de este 2020.

Para este año la estimación es que Hacienda logrará recolectar ¢160.000 millones, cerca de ¢25.000 millones por debajo de la estimación inicial, que se tuvo que revisar a causa del efecto de la crisis sanitaria y financiera que genera el COVID-19.

El presupuesto del 2021 será por ¢11,4 billones y se financiará en un 54,4% con la emisión de títulos de deuda ante la caída estrepitosa de los ingresos del Gobierno Central, por la pandemia.



Haga clic para ver más noticias sobre: Economía.