14 policías que estaban en cuarentena irrespetaron orden sanitaria

Agencia [email protected] Julio 7, 2020  5:37 pm

07072020

(CRHoy.com).-Un grupo de 14 policías penitenciarios del CAI Carlos Luis Fallas, Pococí, irrespetaron la orden sanitaria y se presentaron al hospital de Guápiles, luego de entregar el servicio, a pesar de que debían cumplir cuarentena.

“Hasta donde se entiende fue para solicitar que se les practicaran pruebas de COVID-19. Este grupo de oficiales había recibido una orden del Ministerio de Salud para permanecer 14 días en aislamiento, esto inmediatamente después de realizarles la prueba COVID-19 que al día de hoy no tenían el resultado.

Por ende, la orden que tenía el grupo de funcionarios era de trasladarse de manera segura a sus casas de habitación en espera de resultados”, informó el Ministerio de Justicia, que está reuniendo información para determinar lo ocurrido.

Las autoridades penitenciarias aclararon que ninguno de ellos es contacto directo de casos positivos, según la determinación realizada por el Ministerio de Salud, ya que los que fueron considerados casos directos se encuentran en aislamiento desde el sábado pasado, se trata de 4 funcionarios a los cuales se les practicó la prueba.

“Tuvimos noticia de que en el centro médico les indicaron que ninguno de ellos calificaba como contacto directo de un caso COVID-19. Algunos resultados que han llegado sobre los testeos realizados han dado negativo”, agregó Justicia y Paz.

Paradójicamente son los policías los que ejercen la acción legal para que una persona que incumple la orden de aislamiento, la respete y sea sancionada como corresponde.

Este fue el proceso

El sábado, el Ministerio de Salud se presentó al CAI Carlos Luis Fallas para efectuar pruebas COVID-19 a la Policía Penitenciaria, porque se habían recibido, de celdas judiciales, 2 privados de libertad positivos por COVID-19.

“En total, se efectuaron 12 pruebas a los policías penitenciarios: 4 considerados contacto directo y 8 que de acuerdo con el estudio de contactos, eran considerados “contactos indirectos”.

Como medida preventiva, el Ministerio de Salud giró una orden sanitaria para que los 4 contactos directos se aislaran en sus casas a la espera del resultado. Los otros 8 agentes continuaron en sus labores habituales aislados del resto de sus compañeros y guardando todas las medidas de seguridad sanitaria y protocolos institucionales”, detalló el Ministerio de Justicia.

Posteriormente, el lunes, al trascender que una de las pruebas de los policías aislados en sus casas dio positivo, el Ministerio de Salud regresó al centro para aplicar 13 nuevas pruebas de COVID, a otros agentes de la misma escuadra en servicio y a este grupo ayer mismo le dieron orden sanitaria y salieron a sus casas a cumplir con el mandato.

“Hoy, el resto de la escuadra policial salió de descanso; un grupo de oficiales que no formaban parte de las personas consideradas por las autoridades de salud como contactos indirectos junto a algunos oficiales que estaban a la espera de las pruebas efectuadas el sábado (parte del grupo de los 8 que les aplicó prueba el sábado), decidieron acudir al hospital local, para pedir que se les efectuaran pruebas COVID-19”, agregaron las autoridades penitenciarias.



Haga clic para ver más noticias sobre: coronavirus, COVID-19, Nacionales.



En Vivo