Negociaciones con el FMI

Diputados a Gobierno: ¡ni sueñe con más impuestos!

  • Oposición sostiene que no apoyará elevar la carga tributaria
  • Algunos legisladores ven con buenos ojos la venta de Bicsa y Fanal

El tercer ministro de Hacienda de la administración Alvarado (izquierda) reconoció que negocian un ajuste con el Fondo Monetario Internacional. (Cortesía/Asamblea).

(CRHoy.com) -Si el Gobierno está acariciando la idea de pedir autorización legislativa para nuevos impuestos, la oposición le responde desde ya que ni sueñe.

Así lo sostienen las fracciones parlamentarias de los partidos Liberación Nacional (PLN) y Unidad Social Cristiana (PUSC), así como legisladores independientes.

Las advertencias las lanzan en momentos en que crecen las dudas por las negociaciones que lleva adelante el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los compromisos que puede estar asumiendo para haber obtenido un crédito de $508 millones para financiarse en medio de la crisis económica ocasionada por el COVID-19.

El miércoles pasado, el nuevo ministro de Hacienda, Elián Villegas, reconoció ante diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios que continuará la negociación de un ajuste iniciado por su predecesor, Rodrigo Chaves.

El ajuste que se negociaría equivale a un 2,2% del Producto Interno Bruto (PIB), según manifestaron legisladores de Hacendarios.

De ese porcentaje, un 1,4% se podría cubrir con la venta de activos como la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) y el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa), que ya había anunciado Chaves.

Pero la diferencia sigue siendo un misterio. De hecho, Villegas no ha querido precisar cuáles serían las medidas para cubrir la totalidad del ajuste.

Aunque el Gobierno ha descartado nuevos tributos por ahora, sí fue una idea propuesta por las autoridades económicas a la misión del FMI cuando comenzó a negociar el préstamo de $508 millones, que ya está en el Congreso.

Así consta en el documento “Solicitud de compra bajo el instrumento de financiamiento rápido“, que incluye un informe del personal del FMI, un análisis de sostenibilidad de la deuda de Costa Rica y la carta de intención enviada por el Gobierno a ese organismo.

En el punto 13, el FMI señaló que el Gobierno manifestó tener como opción bajo análisis aumentar la base impositiva y aplicar eventuales incrementos en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como “otros impuestos especiales”.

Hace pocos días la ministra de Planificación Nacional y Política Económica, Pilar Garrido, amenazó con nuevos tributos, si la gente sigue sin hacer caso a los protocolos sanitarios para evitar el crecimiento de contagios de COVID-19.

También el presidente ejecutivo del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Rodrigo Cubero, mencionó la posibilidad de elevar la tasa del IVA de 13% a 15%.

¡Jamás!

La diputada Silvia Hernández, de Liberación Nacional, dijo que más impuestos sería una idea descabellada. (Cortesía/Asamblea).

Con la última reforma fiscal que el Congreso le aprobó al Gobierno fue más que suficiente. Pensar en nuevos impuestos, ¡jamás! En esto coinciden legisladores de oposición.

“Pensar en impuestos en este momento sería descabellado. El Gobierno tiene que entrar a un serio recorte del gasto público, sin comprometer programas sociales esenciales”, dijo la congresista Silvia Hernández, del PLN y presidenta de la Comisión de Asuntos Hacendarios.

Añadió que, en lo personal, si aprobaría la venta de Bicsa y Fanal.

Sus palabras fueron secundadas por el jefe de la bancada legislativa, Luis Fernando Chacón.

“No vemos ninguna posibilidad de aprobar nuevos impuestos. El Gobierno tiene que mostrar una clara voluntad del recorte del gasto público. Está mostrando muy pocas señales de recorte del gasto público y no veríamos posible la creación de nuevos impuestos”, declaró.

Sostuvo que el Poder Ejecutivo debería hacer un inventario de todos los activos en desuso que tiene el Estado y formular una propuesta al Congreso sobre cuáles se podrían vender.

La legisladora Shirley Díaz, subjefa de bancada del PUSC, manifestó que en su agrupación no hay ambiente positivo a la creación de nuevos tributos. (Cortesía(Asamblea).

La legisladora Shirley Díaz, subjefa de la fracción parlamentaria del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), aseguró que en lo personal no apoyaría la creación de más tributos.

“No existe ningún acuerdo de fracción con relación a ese tema. Pero dentro de lo que he visto, no veo que tenga un ambiente positivo la posibilidad de que, a través de nuestra fracción, se aprueben más impuestos”, respondió.

Sobre la venta de la Fanal y Bicsa, afirmó que “tampoco es un tema que se haya visto en la fracción”.

“Creo que es un tema que hay que analizar con mucho detenimiento y prudencia“, añadió.

CRHoy intentó conocer la posición de la bancada del Partido Restauración Nacional (PRN), pero no fue posible contactar a su jefa, Xiomara Rodríguez.

Sin embargo, esta agrupación, así como el Partido Integración Nacional (PIN) y el bloque independiente Nueva República también se han mostrado contrarios a la posibilidad de nuevos impuestos.

“No rotundo”

El diputado independiente Erick Rodríguez sostuvo que aprobar más impuestos es como seguir echando agua en un canasto. (CRH).

Los congresistas independientes Erick Rodríguez y Zoila Volio también sostuvieron que si el Gobierno piensa en aumentar la carga tributaria, no cuente con sus votos.

“No es la medida más adecuada en este momento. Ya se les dio una reforma fiscal y es mentira que todo el descalabro fiscal es por el COVID-19. Teníamos un déficit del 7% antes de que comenzara todo este desastre de la pandemia. La reforma fiscal que les dimos no se aprovechó porque el déficit siguió subiendo”, comentó.

Rodríguez, quien es economista, explicó que si la recaudación tributaria ha aumentado y el déficit sigue subiendo, la única respuesta es que el gasto público ha aumentado más que la recaudación.

“Esto (los impuestos) sería como echarle agua a un canasto (…) Tras de que estamos en una situación precaria y tenemos gente con desempleo, pensar en subir -que es lo que uno oye en corrillos- el IVA del 13% al 15%, me parece una absoluta locura“, expresó.

Sostuvo que el ajuste tiene que darse a partir de la reducción del gasto público y una reforma del Estado.

Se manifestó a favor de la venta de Bicsa y Fanal, pero indicó que también se debería pensar en la reestructuración y fusión de las instituciones del sector social, que podría generar un ahorro de ¢80 mil millones anuales.

La congresista independiente Zoila Volio aseguró que la venta de activos era para ayer. (Cortesía/Asamblea).

La diputada Volio respondió: “¡Jamás! ¡Qué ni se les ocurra!”

“En este momento lo que menos ocupamos son impuestos ni subir el IVA. ¿Imagínese que pasaría en esta situación de pandemia si subimos los impuestos? Colapsarían al sector privado”, expresó.

Comentó que en ese escenario, bajaría el consumo, las empresas quebrarían y se generaría mayor desempleo, así como recesión con inflación.

“Hace rato debieron haber vendido Fanal y Bicsa. Eso era para ayer. Creo que el Estado es enorme, sumamente burocrático, repite funciones. Si el Fondo Monetario está negociando, negociemos para ver qué hacemos con los monstruos blancos del Estado. El Estado no está para ser empresario”, concluyó.

La diputada independiente Ivonne Acuña sostuvo que no le cree al Ministro de Hacienda. (Cortesía/Asamblea).

La también independiente Ivonne Acuña cuestionó al jerarca de Hacienda por no revelar con transparencia las medidas de ajuste que baraja el Gobierno.

“El acuerdo nos da acceso a fondos con muy buenas condiciones. Pero con una línea de acciones muy fuerte hacia el Gobierno en función de sus finanzas y el manejo de las instituciones”, dijo.

Reconoció que pensar en incrementar el IVA, de un 13% a un 15%, sería un golpe muy fuerte para las empresas.

“Es necesario que exista completa transparencia y claridad de parte del Ejecutivo hacia los costarricenses. Esa transparencia de los acuerdos a los que está llegando el Ejecutivo con entes financieros multilaterales es necesaria”, aseveró.

Manifestó que no le cree al jerarca de Hacienda cuando dijo que se enfocará más en el gasto público y menos en impuestos.

“La prueba es que el Ejecutivo presenta un segundo presupuesto extraordinario que prometió que incluiría un recorte del gasto contundente y no fue así. No le creo. Dice que va por el lado del recorte del gasto, no le creo, porque no es lo que el Ejecutivo ha venido demostrando. Y, además, dice que están negociando un acuerdo Stand-By con el FMI”, agregó.



Haga clic para ver más noticias sobre: Asamblea Legislativa, impuestos, Super.