OIJ y Ministerio de Salud

Este es el protocolo para el manejo de cadáveres por COVID-19

(CRHoy.com).- A las 4:15 p.m. se confirmó el primer fallecimiento de una persona por COVID-19 en Costa Rica. Se trata de un adulto mayor de 87 años que estaba internado en el hospital San Rafael de Alajuela. El hombre se encontraba en Cuidados Intensivos en el Hospital San Rafael de Alajuela, confirmó el Ministerio de Salud.

¿Cómo manejarán el cuerpo del adulto mayor? ¿Cuál será el protocolo establecido para el manejo de cadáveres que requieren autopsia legal en los casos en investigación, probables o confirmados de COVID-19 en el marco de la alerta sanitaria por Coronavirus? El Ministerio de Salud, así como el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) crearon un protocolo en respuesta al nuevo virus que afecta al mundo entero.

En el lineamiento se contempla entre las características generales, que “aunque no hay evidencia sólida hasta la fecha del riesgo de infección a partir de cadáveres de personas fallecidas por COVID-19, de acuerdo con lo observado para otros virus respiratorios y por el principio de precaución, se considera que estos cadáveres podrían suponer un riesgo de infección para las personas que entren en contacto directo con ellos”.

Si la muerte es natural, producto del COVID-19, el cadáver será entregado a sus familiares para realizar las honras fúnebres pues no se trataría de un caso médico legal. Las autopsias que así lo requieran por tratarse de un suceso o muerte violenta (homicidio, suicidio, entre otros) y que sea un paciente con COVID-19 o sospechoso, se realizarán en la Morgue Judicial en San Joaquín de Flores, incluyendo aquellos que ocurran en San Carlos y Guanacaste.

En esos casos, para los traslados al Complejo de Ciencias Forenses el personal de investigación deberá utilizar equipo de bioseguridad en todo el proceso (guantes, trajes, gorros, cubre bocas, anteojos y otros), debido al alto riesgo de contaminación cruzada. Para cada escenario se deberá un nuevo equipo de bioseguridad.

Los cuerpos, además, deberán estar rotulados con un número único, así como número de cédula y fecha del levantamiento. Las autoridades sanitarias agregaron que el cadáver se deberá mantener íntegro y limitar al máximo su manipulación. También se debe evitar el contacto con fluidos o heces del cadáver.

Todos los servidores judiciales involucrados en el proceso del levantamiento del cadáver deberán aplicar las técnicas de lavado de manos indicadas en los lineamientos del Ministerio de Salud.

De igual manera se debe elaborar un control de todo el personal involucrado en estas autopsias; estas personas deben “autovigilarse” por síntomas respiratorios en los 14 días posteriores a la última exposición a un caso confirmado para realizar el diagnóstico oportuno y proceder a su aislamiento.

Por último, al momento de entrega del cuerpo a los familiares “se puede ofrecer servicio de velación para el fallecido, pero este será con el ataúd cerrado, conteniendo el cadáver introducido en la bolsa impermeable con las precauciones detalladas”.

El Ministerio de Salud añadió que el destino final puede ser entierro o incineración. Y las cenizas pueden ser objeto de manipulación sin que supongan ningún riesgo. 

A la fecha se contabilizan 69 pacientes con el COVID-19.  Puede ver el protocolo completo aquí.

No en todos los casos aplica

“En realidad los casos de COVID-19 que lleguen al departamento de medicina legal son todos aquellos que única y exclusivamente serán aquellos que tengan indicación de autopsia médico legal. Esto en cuanto a la totalidad de personas fallecidas por esta patología que estamos teniendo a nivel nacional o mundial, no necesariamente tienen que ser valorados o atendidos en nuestro departamento”, explicó Franz Vega, jefe del Departamento de Medicina Legal.

Según Vega los casos médico legales corresponden a muertes violentas que calzan o requieren de una autopsia de este tipo, donde los cadáveres serán llevados a Medicina Legal. “Más no necesariamente cualquier persona fallecida por coronavirus tiene que ser autopsiada (sic) en el departamento de Medicina Legal“, agregó.

Se torna un caso médico legal a partir de que existe una denuncia formal ante el Ministerio Público para que se le haga una autopsia de esta modalidad. Por ejemplo, en el caso de homicidio culposo, un asesinato, así como un caso de sicariato. Aunado a esto, si la persona tiene coronavirus, se encuentra aislada, los asaltan y la matan, sí aplica el concepto médico legal.

El OIJ agregó que en casos de suicidios, por tratarse de muertes violentas, también aplica el ingreso al departamento que dirige. “Si una persona estaba en un hospital y fallece de causas naturales, no amerita que el Organismo de Investigación Judicial le realice una autopsia”, añadió.



Haga clic para ver más noticias sobre: coronavirus, COVID-19.