Familiares no podrán abrazar o besar cuerpos de fallecidos por COVID-19

(CRHoy.com).-El Ministerio de Salud emitió varios lineamientos para empresas funerarias y cementerios debido a la alerta sanitaria por COVID-19, en los que establece que los familiares de las personas que murieron producto de esta pandemia, no podrán abrazar o besar al allegado que murió producto del virus. 

Entre las medidas están el correcto procedimiento de manejo de los cadáveres en el centro hospitalario o en caso necesario. Posterior a una autopsia médico legal en Patología Forense para los casos en investigación, se procederá a la entrega del cuerpo a los familiares o empresa fúnebre con diversas condiciones.

Entre ellas se encuentra que, tras la introducción del fallecido en la doble bolsa hermética, desinfección y sellado de la misma, la manipulación del cuerpo en el ataúd ya no implicaría un riesgo. Por ende, queda prohibido abrir la bolsa para efectos de limpieza, preparación o embalsamiento del cadáver.

Por su parte, el personal de las funerarias que vaya a manipular los restos deben ponerse, por obligación, el equipo de protección personal en el lugar. Sin embargo, si el cuerpo ya fue colocado en doble bolsa, el equipo de protección solo requiere de uso de guantes, mascarilla quirúrgica y bata desechable, eso sí, debe botar estos implementos de inmediato una vez terminado este procedimiento.

“Para este fin, cada funeraria deberá contar con su propio equipo de protección personal y serán responsables de la adecuada disposición final del equipo de protección solicitado”, indicó el Ministerio de Salud.

Una vez que el cadáver está en la bolsa y previa desinfección exterior de la misma, puede introducir sin ningún problema a un féretro y debe ser sellado con clavos por parte del personal de las funerarias en el lugar de la entrega.

Además, permitirán velación al fallecido, no obstante, este será con la caja cerrada, con la doble bolsa y su destino final puede ser entierro o incineración, detalló el ente rector en salud. En tanto las cenizas puede ser manipulados sin que supongan ningún riesgo para las personas.

Por su parte, para las empresas fúnebres se debe garantizar el cumplimiento de los protocolos de tos, estornudo y lavado de manos y otras formas de saludar, así como no tocarse por nada la cara.

Las autoridades sanitarias recomiendan también que solo la familia esté presente en las honras fúnebres, respetando el distanciamiento social y evitar la aglomeración de personas. 

El personal de las empresas fúnebres deben tener igualmente los mismos protocolos de limpieza e higiene.

En cuanto a los cementerios, tanto públicos y privados, deben hacer el entierro sin la posibilidad de abrir el ataúd.

Usted puede ver el lineamiento completo en el siguiente enlace.



Haga clic para ver más noticias sobre: coronavirus, COVID-19, Nacionales.