Tras embargo preventivo dictado por juez

Japdeva y sindicato chocan en acalorada pugna por embargo de cuentas

Pablo Rojas [email protected] Mayo 27, 2020  12:01 am

05272020

  • Jerarca insiste en que Sintrajap puede dar marcha atrás con reclamo
  • Organización gremial no cederá y apunta a que reclamo por recursos es legítimo

(CRHoy.com). Una fuerte diferencia, con intensos dimes y diretes, mantiene enfrentados a la presidencia ejecutiva de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) y al sindicato institucional (Sintrajap), en medio del embargo judicial que mantienen congelados cerca de ₡5.400 millones de la entidad.

Todo surge a raíz de una denuncia planteada en 2013 por la organización sindical ante el Juzgado de Trabajo de Limón. En esa oportunidad, se señaló a la institución por no aportar una serie de recursos al fondo de ahorro de los trabajadores.

Según Japdeva, desde 2002 se negoció -a través de la convención colectiva- un aumento del aporte patronal al fondo. Ese incremento estaba sujeto al cargo a las tarifas que cobraba la entidad. Pero, la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) no aprobó la gestión y la administración no alcanzó a cubrir el aumento (al no aprobarse el presupuesto para ese fin).

Desde el pasado 12 de mayo entró en vigor una medida de embargo preventivo girada por el Juzgado de Trabajo de Limón a solicitud de Sintrajap, donde se embargaron cuentas bancarias por un monto de 5.400 millones.

Esta decisión congeló los recursos contenidos en cuentas corrientes, cuentas de ahorro, depósitos a plazo, cajas de seguridad y otros valores comerciales en bancos públicos o privados. También, involucró los presupuestos que giró o giraría el Estado.

Andrea Centeno, presidenta ejecutiva de Japdeva, recalcó que el embargo congela: los superávits dirigidos al pago de los 570 funcionarios de la planilla actual, los recursos destinados al pago de trabajadores salientes en medio del plan de reestructuración y los montos aportados a una cuenta del fondo de ahorro de los trabajadores.

En el programa radial Comentarios Al Día, de Radio Casino de Limón, la jerarca apunto que la situación se le “salió de las manos” al sindicato y dijo que los alcances del embargo superaron por mucho el objetivo inicial del reclamo. El cual, según dice, iría dirigido a la cuenta bancaria que almacena los recursos provenientes del canon anual que recibe la junta por la operatividad de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM).

“En este momento los que tienen la papa en la mano para devolverle a la gente sus salarios y sus prestaciones, porque las tienen secuestradas, son ellos (sindicato). Nosotros esperamos reflexionen y vean que este proceso se salió de las manos. Creo que el secretario general (Antonio Wells) ha sido impotente en llevar eso al punto que deseaban”, puntualizó la jerarca, este 26 de mayo.

Centeno aseguró que Sintrajap “puede levantar el embargo”. Además, alegó que –hasta la fecha- no cuentan con los recursos para honrar los salarios de la actual quincena laboral y el pago de 650 millones para cancelar las prestaciones de 40 exfuncionarios.

“No tenemos la plata, ni para las prestaciones de la gente. Estamos tratando de resolver. Los salarios estamos buscándolos día a día, hablando con proveedores, negociando con clientes”, citó.

La presidencia ejecutiva de Japdeva ordenó apelar el embargo preventivo. En un primer intento los alegatos fueron rechazados de plano, pero esta semana se plantearon otras acciones para revertir la situación.

Sindicato responde

Antonio Wells, secretario general de Sintrajap, refutó los señalamientos de la presidencia ejecutiva y defendió con firmeza la postura de la organización sindical.

Desde su punto de vista, lo que se disputa legalmente son recursos que le pertenecen a los trabajadores y continuarán bajo ese norte.

Por otra parte, el líder gremial denunció que han pasado 6 meses y que Japdeva no ha honrado los pagos de las prejubilaciones de los funcionarios que abandonaron la entidad en medio del plan de reestructuración. También, aprovechó para cuestionar la decisión del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) al frenar el papel de autoridad portuaria estatal que tuvo la junta en el caribe antes del inicio de operaciones de la TCM a cargo de APM Terminals.

“¿Una directriz de un juez cómo la quito? Incluso, le estoy pidiendo a la ministra de Trabajo (Geaninna Dinarte) que llame a Andrea (Centeno) con su abogado y yo voy con mi abogada a ver qué. Hay mucha soberbia de ella (Centeno). Ella no ha llamado a querer que se componga este asunto y a ver qué soluciones podemos dar. No ha llamado absolutamente a nada ni a nadie. Yo eso se lo he dicho públicamente, por la radio y por todo lado. Estamos abiertos al diálogo y que para no perjudicar a las partes, como esto es un tema legal, podemos ver qué tipo de asuntos podemos ver. Sin perjudicar a nadie”, dijo el dirigente.

Wells enfatizó que –pese a este panorama- Japdeva debe cumplir con la responsabilidad de honrar el pago quincenal a sus colaboradores, pues los colaboradores han mantenido desempeñando sus funciones con normalidad.

Aunado a esta problemática, la situación financiera de la junta es compleja desde hace tiempo. Por ejemplo, el primer trimestre de este año cerró con un déficit de ₡2.3 mil millones.



Haga clic para ver más noticias sobre: Japdeva, Super.