Presupuesto para 2021

Un solo plus salarial devora casi 30% del presupuesto para remuneraciones en CNFL

Pablo Rojas [email protected] Octubre 19, 2020  12:03 am

10192020

  • Unos ₡15.500 millones irían destinados al pago de anualidades
  • Pluses devoran ₡25.400 millones del presupuesto de la entidad

(CRHoy.com). Un solo incentivo salarial aglutina casi el 30% de lo que anualmente destinará la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) al pago de remuneraciones.

Para 2021 la institución presupuesta aproximadamente 15.500 millones al pago del plus denominado “retribución por años servidos” (anualidad). Ese monto, representa más del 27% del rubro total destinado a la cancelación de salarios (₡56.300 millones) y compone más del 61% del total dirigido a pagar los incentivos salariales de 1.945 funcionarios.

La entidad proyecta para el próximo el pago de alrededor de aproximadamente 25.400 millones en pluses, lo cual representa un incremento superior al 1.4% en comparación con el presupuesto modificado de junio de 2020.

Estos datos forman parte del presupuesto inicial presentado por la CNFL a la Contraloría General de la República (CGR) por un total superior a los ₡315 mil millones. A esta fecha, el documento se mantiene bajo análisis para aprobación.

¿En que se fundamenta este pago? Según el texto aportado al ente contralor la anualidad, calculada al 4.5% del salario base del trabajador, tiene su sustento legal en el Artículo 73 de la Convención Colectiva de la institución. A su vez, existe un acuerdo entre la Administración y el Sindicato de Trabajadores Eléctricos y de Telecomunicaciones.

Otros pluses pagados a los funcionarios son la restricción al ejercicio liberal de la profesión, el aguinaldo, el salario escolar y otros, “que tienen como finalidad atender el rubro salarial para el pago a funcionarios por concepto de antigüedad o por años servidos en la empresa, según la normativa interna”.

¿Por qué se redujo?

La proyección para el pago del incentivo por anualidad en 2021 representa una reducción de más de 500 millones en comparación con 2020. Pero, ¿Por qué? Según la CNFL, entre varios factores, se estimó un monto menor en salarios (aproximadamente 235 millones) debido a incapacidades por enfermedad.

“Además, se consideró que no se incorporarán funcionarios con anualidades acumuladas de otras instituciones gubernamentales. También, para el presupuesto del año 2020 se consideraron 2.005 trabajadores y para la formulación del presupuesto de 2021 un total de 1.945 personas”, detalló la compañía.

El segundo plus más oneroso es la dedicación exclusiva, con una proyección de más de ₡2.600 millones para el próximo año. Como lo señala la Procuraduría General de la República (PGR), este se rige por un acuerdo entre la Administración y el servidor público para que no desempeñe de manera privada ninguna labor relacionada con su profesión.

Necesidad de ajustes

En una entrevista sobre el tema, Eliécer Feinzaig, economista y analista de políticas públicas, consideró que pese a que para el próximo año no habrá aumento en el salario base, los pluses se siguen acumulando y eso, bajo su óptica, representa un crecimiento desordenado del gasto en remuneraciones.

“Este es el mejor ejemplo de porqué es urgente la reforma del empleo público, incluyendo a los funcionarios actuales y no como dice el presidente de la República (Carlos Alvarado) que le da miedo aplicarlo a los funcionarios actuales. Las remuneraciones de los funcionarios públicos siguen creciendo en automático, aunque no haya aumento en el salario base”, dijo Feinzaig.

Según el economista, en 15 años -de 2005 a 2019- el rubro de remuneraciones y transferencias en el Estado pasó de 6.9% del Producto Interno Bruto (PIB) a 11.2% del PIB. Es decir, un 4,3% más.

“En esos mismos 15 años, pasamos de tener un superávit primario de 2% a tener un déficit primario de 2.8% y, entonces, el deterioro fiscal fue de 4.8%. De esos 4.8%, un 4.3% fue por el crecimiento desordenado de las remuneraciones. El 90% del deterioro fiscal en ese lapso fue causado por el crecimiento desordenado de las remuneraciones“, explicó Feinzaig, quien considera que se debe eliminar el sistema de “salario base más pluses” para establecer el salario global.

Las reformas al régimen de empleo público son un tema pendiente en la Asamblea Legislativa, con una propuesta gubernamental como centro de críticos desde distintas bancadas partidarias.



Haga clic para ver más noticias sobre: CNFL, Super.