Importadores denuncian

200 contenedores con productos perecederos atascados en frontera, costos aumentan hasta $200 por día

  • Algunos contenedores llevan hasta 10 días esperando, Costa Rica y Nicaragua aún no logran acuerdo
  • Combustible para mantener refrigeración de camiones cuesta entre $160 a $200 diarios adicionales

Contenedores haciendo fila en carretera nicaragüense que lleva hasta la frontera con Costa Rica.

(CRHoy.com) Impotencia, desesperación y riesgo de pérdidas millonarias. Este es el panorama que relatan algunos importadores nacionales ante la incertidumbre que genera la falta de una solución para permitir la salida y entrada ágil de productos al país por las fronteras con Nicaragua en Peñas Blancas y Tablillas.

Según Manrique Loáiciga, vocero de la Cámara de Exportadores e Importadores de Productos Perecederos, para este jueves reportan alrededor de 200 contenedores con productos perecederos que tienen problemas para ingresar o salir al país, algunos de los camiones cumplen 10 días atascados en la frontera, cuando lo usual es un tránsito que tarda entre uno y dos días.

La situación se complica, porque al tratarse de bienes perecederos, los costos para mantener el producto fresco para que no se descomponga obliga a cuantiosos gastos adicionales.

“Algunos de los camiones llevan hasta 10 días esperando entrar o salir de Costa Rica, están en proceso de aduanas por lo que no se pueden devolver a los lugares de origen, entonces esto sube los costos, por ejemplo, cada camión necesita 48 galones de diésel por día para mantener la carga refrigerada, esto quiere decir que solo en combustible hay que invertir entre $160 y $200 por día, a esto hay que sumarle los viáticos de los transportistas, entonces los costos están aumentando hasta en $2500 por contenedor hasta el momento”, explicó Loáiciga.

Los contenedores en espera cargan productos como sandías, aguacates, naranjas para proceso, plátanos y otros alimentos perecederos.

La afectación golpea más a las pequeñas y medianas empresas dedicadas a abastecer supermercados y mercados de frutas y verduras, ya que se han visto obligados a reducir personal ante la caída de ventas y los costos adicionales en fronteras.

Por ejemplo, un contenedor de sandía que proviene de Nicaragua tiene un costo usual de $10.000 puesto en el país, pero con los atrasos en fronteras, han aumentado hasta $12.500 y podrían seguir al alza.

Loáiciga señala que varios importadores han perdido las cargas completas o que han tenido que reducir el precio de los productos en altos porcentajes con el fin de recuperar algo de la inversión hecha.

“Ya veníamos con grandes problemas por la situación económica del país, y ahora con la situación generada en fronteras todo se vino abajo, los más afectados son los importadores, porque algunos exportadores lo que han hecho es devolver las cargas y vender los productos más baratos para que no se pierdan, pero con las cargas en fronteras no podemos hacer eso y no vemos soluciones claras por parte de las autoridades”, indicó.

De acuerdo a los datos de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), Costa Rica exporta a Centroamérica y Panamá $6.7 millones diarios e importa de los mismos destinos $3.6 millones, lo que quiere decir que en tan solo 10 días el costo para el país ronda los $100 millones.

Por el momento, Costa Rica y Nicaragua no han logrado un acuerdo para restablecer los flujos de mercaderías en fronteras.

“En relación con Nicaragua el dialogo se mantiene abierto (…) no hemos tenido una respuesta afirmativa del plan propuesto por Costa Rica que permite tres opciones para que puedan escoger” explicó Dyalá Figueres, Ministra de Comercio Exterior durante la conferencia de prensa de este jueves.



Haga clic para ver más noticias sobre: Economía, Importador, Peñas Blancas.