Economistas temen que “efecto BAC” por ley de usura se traslade a microcréditos de almacenes

Luis Valverde [email protected] Julio 4, 2020  12:01 am

07042020

Imagen con fines ilustrativos. (Archivo/CRH)

(CRHoy.com) Las nuevas tasas de interés impuestas por la nueva Ley de Usura podría desembocar en que otras instituciones financieras e incluso almacenes de electrodomésticos deban recurrir a aplicar medidas similares a las adoptadas por el BAC Credomatic, con el fin de “limpiar” sus carteras de créditos altamente riesgosos.

En ello coincidieron este viernes los economistas Eli Feinzaig y Daniel Suchar, invitados al programa Enfoques, al explicar que se trata de una advertencia realizada desde antes de que entrara en vigencia la ley y una medida natural debido al riesgo que asumen los organismos financieros.

El problema podría ir más allá de los bancos, pues la ley establece un tope en microcréditos como los que ofrecen los almacenes de electrodomésticos.

Este viernes el Banco Central dio a conocer precisamente las tasas tope, al ubicarlas en 37,69% para tarjetas de crédito y 53,18% en microcréditos.

“Esto (las medidas adoptadas por el BAC) le va a dar puerta abierta a sus vecinos para hacer también una optimización de sus carteras de crédito, pero también van a estar las casas comerciales sujetas a este tipo de optimización del crédito. No va a ser tan fácil sacar una lavadora o una licuadora o porque esto va a ser para todo el sistema de prestamistas o financiamiento. Este banco dio el primer paso ya se veía que esto iba a suceder”, dijo Suchar.

“El anuncio del BAC es importante, pero todos van a tener que revisar y hacer un análisis cuidadoso de sus tarjetas de crédito y tendrán que decir ‘estos clients no cumplen con perfil de riesgo para darles una tasa de interés más baja y habrá que cancelarlos’. No me extrañaría que en las próximas semanas se hagan anuncios similares”, afirmó por su parte Feinzaig.

Las entidades financieras y de crédito utilizaban la tasa de interés como una garantía debido al elevado riesgo que significaba prestar a cierta población. El problema, según explicaron los expertos, es que muchas veces esa cartera en morosidad resulta más costoso hacer el cobro judicial que el monto a recuperar, por lo cual deben asumir esas pérdidas, recuperables en cierta medida a través de los intereses.

“Me preocupan los microcréditos productivos porque es gente que podría iniciar un pequeño negocio en la casa sin garantías, que podría hacerlo con este microcrédito pero ahora se le van a cerrar estas puertas”, apuntó Feinzaig.

Suchar por su parte reforzó en que también se podría afectar el empleo y generarse un efecto dominó producto de un “efecto BAC” en el resto del sistema financiero.

“Hay gente que necesita la tarjeta para apalancarse de muy corto plazo, para un emprendimiento, y eso me preocupa, los alejamos de la bancarización, estamos sacándolos de la banca”, aseveró.

Esta situación empuja irremediablemente a que este sector que queda fuera vaya al sector informal, donde de por sí las tasas de interés son abusivas y donde se han dado casos de cobros mediante actos violentos.

Los economistas prácticamente dieron por descartado que estos clientes que quedan fuera puedan ser absorbidos por la banca estatal, ya que se trata de entidades en competencia que no estarían dispuestas a asumir el riesgo y a elevar la morosidad de su cartera.

BAC Credomatic anunció este jueves que retiraría las tarjetas a unos 80 mil clientes, debido a la nueva ley de usura.



Haga clic para ver más noticias sobre: Economía.



En Vivo