Reabren caso sobre la muerte de joven asfixiado en centro de menores en España

Agencia [email protected] Octubre 30, 2020  9:40 am

10302020

(AFP)- Un tribunal en Almería (sur de España) reabrió el caso de la muerte de un joven marroquí en 2019 en un centro de menores cuando se le aplicó un controvertido protocolo de inmovilización, por posible “homicidio por imprudencia”, según el auto conocido este viernes.

Ante los recursos de la familia de Ilias Tahiri y la fiscalía, la Audiencia Provincial de Almería decidió revocar la decisión de un tribunal de primera instancia que había archivado la causa en noviembre de 2019 al considerar la muerte “accidental”.

No puede considerarse agotada la instrucción (…) por lo que resulta precipitado acordar el sobreseimiento de la causa” sin más indagaciones, señala el auto de fecha 22 de octubre al que tuvo acceso la AFP este viernes.

Sí observamos a priori (…) indicios racionales de un delito de (homicidio por) imprudencia“, consideró.

El caso se remonta al 1 de julio de 2019, cuando Ilias falleció con 18 años en el centro de internamiento de Tierras de Oria, gestionado por una empresa privada, luego de que se le aplicara un protocolo de inmovilización rechazado por organizaciones de derechos humanos.

El escándalo estalló cuando una grabación de los hechos fue publicada por el diario El País, en plena ola mundial de protestas por la brutalidad policial, principalmente tras el caso de George Floyd, un hombre negro que murió en mayo pasado en Estados Unidos luego de que un policía blanco se arrodillara durante varios minutos en su cuello.

El auto, que recuerda que el Consejo de Europa pidió en 2016 tras una visita al centro de Tierras de Oria eliminar la técnica de inmovilización por encontrarla “preocupante”, señala que el asunto es determinar si el protocolo es “adecuado para preservar la integridad de las personas”.

“Es una noticia que celebramos porque pone en el centro algo que venimos denunciando, que es el uso de la contención mecánica en centros de menores“, dijo a la AFP Francisco Fernández Caparrós de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), que brinda apoyo a la familia de Ilias.

Apostamos por la supresión de este tipo de medidas y la elaboración de otro tipo de mecanismos de desescalada” de conflictos, agregó Fernández Caparrós, cuya organización recuerda que otros dos jóvenes murieron por esta práctica en España: uno en Madrid en 2011 y otro en el enclave de Melilla en 2018.

La empresa Ginso, que administra el centro de menores, afirmó en un comunicado a mediados de año que la técnica es permitida, es de uso “excepcional” y se aplica con “la mínima fuerza imprescindible”.

Ginso no respondió de inmediato a la solicitud de la AFP de una reacción a la reapertura del caso.



Haga clic para ver más noticias sobre: mundo.