Datos facilitados por Conavi

Atraso en ampliación de ruta 32 llega al 50% entre creciente desazón

Pablo Rojas [email protected] Diciembre 3, 2020  12:01 am

12032020

  • Gobierno quiere inaugurar vía en 2021 junto a Xi Jinping, pero obra concluiría en mayo de 2022
  • Expropiaciones, más pugnas entre Estado y empresa, dificultan panorama

(CRHoy.com). Al cierre del pasado mes de setiembre los atrasos en las obras de modernización de la ruta 32, entre Río Frío y Limón, alcanzaron más del 50%.

Para el 30 de setiembre el cronograma propuesto indicaba que el avance en tareas constructivas debía ser del 83.03%, pero para esa fecha apenas se había alcanzado el 33%.

De igual manera la parte de diseño debía estar lista 100%, sin embargo para entonces reportaba un avance del 90% (un atraso del 10%).

Estos datos figuran en el Informe Ejecutivo de Obras No.26, publicado por la Unidad Ejecutora del Proyecto (UEP) en el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi). Se trata del documento más actualizado hasta la fecha, pues aún está pendiente la publicación referente al mes de noviembre.

Las obras, estimadas en un tramo de 107 kilómetros, están a cargo de la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC, por sus siglas en inglés) y la supervisión del proyecto está en manos de la Compañía Asesora en Construcción e Ingeniería S.A. (Cacisa).

Para el ente estatal el atraso es crítico. Pese a que la fecha actual de conclusión está prevista para el 27 de marzo de 2021, se analizan ajustes por atrasos en expropiaciones y afectación en el inicio de construcción de un puente, con lo cual se trasladaría la finalización para mayo de 2022.

Esta sería la segunda ocasión en que se mueve esta fecha. La orden de inicio de construcción se giró el 20 de noviembre de 2017. La fecha de conclusión inicial estaba pactada para el 4 de octubre de 2020, pero la compañía consiguió una prórroga por eventos compensables que aplazó la finalización para marzo de 2021.

Con el cronograma en contra, pero con la creencia de que la obra finalizara en 2021 (año del Bicentenario de la Independencia), Carlos Alvarado, presidente de la República, invitó -meses atrás- al país a Xi Jinping, presidente de la República Popular de China, “para tratar de inaugurar juntos” la obra en ese año.

“Estamos estudiando un traslado de la fecha de finalización por afectaciones que tuvimos en uno de los puentes por expropiación. Eso nos llevaría a mayo de 2022. Lo cual nos pone en una fecha bastante incómoda en cuanto al plazo de desembolsos, pero que es manejable”, expuso Kenneth Solano, ingeniero y gerente de la UEP del proyecto en el Conavi.

El plazo de desembolsos del crédito gestionado con el banco chino Eximbank para el desarrollo de los trabajos vence en abril de 2023. Si esa fecha llega y el proyecto no ha concluido, se deberá negociar una ampliación con esa entidad.

Tenemos que asegurarnos que antes de abril de 2023 el proyecto esté terminado. Por lo menos, en su alcance. Yo lo he dicho y lo sostengo, estoy dispuesto a quedarme aquí hasta que el proyecto termine como tiene que ser”, indicó Solano, en una reunión sostenida el pasado 25 de noviembre con representantes municipales de los cantones limonenses impactados por la obra.

En esa intervención, el gerente de la UEP aseguró que la gestión de CHEC “es mala” y enumeró una serie de situaciones deficitarias que atentan, bajo su óptica, con el adecuado desarrollo de los trabajos.

“Ha sido un problema desde el día 0. Desde el día 0 es un contratista que tiene muchos problemas. No tiene experiencia para ejecutar obras en el país, no conoce las normas bajo las cuales firmó el contrato, es desordenado, tiene carencias de administración interna, tiene carencias gravísimas de administración de proyectos. Todo eso ha provocado que el proyecto en este momento tenga un atraso mayúsculo”, detalló Solano

Además, calificó la problemática de los atrasos como “algo que nunca había visto en ningún proyecto de ningún lugar”.

Expropiaciones: dolor de cabeza

Tres años después de que se girara la orden de inicio para la obra, más del 20% de las expropiaciones requeridas ya estaban listas. La modernización requiere un total 542 inmuebles para expropiar. Pero, al 2 de noviembre, solo 109 terrenos ya estaban a nombre del Estado.

Según un reporte brindado por la UEP en esa fecha, de esas 109 parcelas unas 53 están disponibles bajo la figura de la toma de posesión voluntaria y otras 56 ya están registrados al 100% a manos del Estado.

“Las expropiaciones son una complicación. Esa es la verdad. Don Rodolfo (Méndez Mata, ministro) lo sabe. Y eso, el problema de las expropiaciones, tiene su raíz de CHEC. Si CHEC no me entrega a mí el diseño, como tiene que ser, ¿cómo voy a hacer una expropiación? Se atrasa el diseño y se atrasa la expropiación”, reclamó Solano.

La ampliación comprende un tramo de 107 kilómetros y está estimada en $465 millones. Contempla la habilitación de 4 carriles (2 por sentido) desde el cruce de Río Frío hasta Limón. De igual manera, se construyen y se refuerzan 33 puentes, se levantan 13 pasos a desnivel y 11 retornos.

También, se incluyen 5 intercambios que estarán ubicados en Río Frío, Guápiles, Siquirres, el acceso a la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) y 4 intersecciones a nivel en el acceso a la ruta cantonal de Moín, al nuevo estadio de Limón, a la ruta 241 en Santa Rosa y a la ruta 36, Cahuita.

En el proyecto se invierten $465 millones. Unos $396 millones son financiados por el Eximbank de China, junto con una contrapartida nacional por $69 millones.

Mientras, otra contrapartida nacional por $78 millones financia trámites para expropiaciones, relocalización de servicios públicos y la contratación del gestor del proyecto, para un monto total de $543 millones.



Haga clic para ver más noticias sobre: Ruta 32, Super.