De educación técnica

Colegiales ticos duermen poco y mal

Joselyne Ugarte [email protected] Febrero 1, 2018  7:40 am

02012018

  • Estudio hecho por una estudiante de enfermería de la Universidad Hispanoamericana
  • De 100 estudiantes encuestados, el 21% dice que usa medicamentos entre 1 y 3 veces por semana, para poder dormir

Un estudio hecho con 100 alumnos de colegios técnicos, reveló que los estudiantes tienen mala higiene del sueño: El 87% no duerme las 8 horas diarias (generalmente solo 6), para el 36% la calidad del sueño es bastante mala, el 35.2% prefiere acostarse después de la 12 de la medianoche, y el 21 % utilizan medicamentos para dormir entre 1 y 3 veces por semana.

La calidad del sueño es determinante en cualquier momento de la vida, pero especialmente en la adolescencia, pues favorece el desarrollo cognitivo y la salud mental.

Carolina Ramírez, estudiante del grado de licenciatura en la carrera de Enfermería de la Universidad Hispanoamericano, desarrolló el estudio para su tesis de graduación, llamado: “Higiene del sueño en los adolescentes de 18 años dentro del sistema de educación técnica profesional en relación con la percepción de su salud mental”.

Para la investigadora es importante conocer cómo la carga curricular que tienen los estudiantes en los colegios técnicos, afectan esta importante faceta de sus vidas. “Por lo mismo se trabajó con una población que es de 353 adolescentes de 18 años, pero escogimos la muestra de 100: 70 mujeres y 30 hombres. Ellos al tener una carga mayor, queremos saber cómo los horarios de 7 de la mañana a 4 de la tarde, quisimos saber si tenía alguna influencia sobre los patrones del sueño”, explicó Ramírez.

Según ella, pudieron constatar que en efecto, tienen un patrón de sueño algo alterado.

Lo que se buscó

Jóvenes tienen mala higiene del sueño. (Imagen ilustrativa).

El objetivo de la investigación era determinar algunos de los factores físicos, emocionales y ambientales que están alterando el tiempo y la calidad del sueño de los jóvenes, quienes deben organizar sus actividades académicas, sus responsabilidades y las horas de descanso.

Ramírez comentó que en la vida cotidiana el sueño es una necesidad biológica fundamental que permite al cuerpo humano recuperarse del cansancio o el deterioro de las funciones físicas y mentales diarias.

El ciclo del sueño tiene 5 fases. La última se llama REM, la cual aparece 90 minutos después de acostarse provocando una mayor actividad cerebral para evitar que algunas partes del cuerpo entren en acción. Aunque se presenta un movimiento rápido de los ojos y un aumento del ritmo sanguíneo.

“La importancia de este sueño radica en que durante esta etapa se almacenan y estabilizan los recuerdos, además, mejoran la memoria, ya que los recuerdos parten de los conocimientos generales, esto porque durante las horas nocturnas el cerebro crea un repaso de la información para ser utilizado en el futuro. Esta etapa es primordial para desarrollar la memoria y el aprendizaje”, comentó Ramírez.

Según ella, durante la adolescencia los ciclos de descanso varían los días entre semana y el sábado y domingo, por lo que no es constante. Es por esta razón que la higiene del sueño desempeña un papel fundamental.

Calidad e higiene del sueño

La calidad del sueño depende de varios factores como los biofísicos relacionados con la edad, condiciones de funcionamiento del cuerpo, ejercicio antes de dormir, entre otros. También están los psicológicos (sentimientos, ansiedad y depresión) y socioculturales (entorno, estilo de vida).

La higiene del sueño tiene una serie de beneficios: A nivel cognitivo ayuda a la memoria y el aprendizaje. Las mismas zonas cerebrales responsables del aprendizaje son activadas durante el sueño. El cuerpo tiene mayor capacidad de sintetizar la glucosa disminuyendo las posibilidades de desarrollar diabetes. Al bajar la temperatura del cuerpo se reduce el riesgo de padecer problemas cardíacos. A nivel mental evita la depresión, irritabilidad o la ansiedad. La persona tiene motivación y un mejor desempeño al tener manejo del estrés.



Haga clic para ver más noticias sobre: salud.