Joven de 28 años asesinada y descuartizada

El asesinato de Stephanie Paola: ¿Un crimen de odio?

Pablo Rojas [email protected] Noviembre 14, 2018  11:23 am

11142018

  • Restos de víctima aparecieron en lote baldío en Escazú
  • Familiares apuntan a que muerte estuvo motivada en su orientación sexual

Para el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) las pruebas y los análisis recabados hasta este momento no permiten confirmar un móvil tras el atroz crimen de Stephanie Paola Castro Mora.

La víctima, conocida por sus allegados como Tete, fue asesinada y descuartizada la semana anterior. Sus restos fueron localizados en un lote baldío en Bebedero de Escazú.

La investigación comenzó luego de que vecinos de la zona vieran a un perro con un brazo humano en su hocico.

Posteriormente, el jueves, a unos 100 metros de ese lugar, los agentes del OIJ encontraron el cráneo y otros restos de la víctima.

Castro, de 28 años, era originaria del cantón de Pérez Zeledón y desde hace algún tiempo se había trasladado a San José en busca de oportunidades laborales. Por ejemplo, en la capital, realizó labores de vigilancia y seguridad privada.

Marco Carrión, jefe de la Sección de Homicidios del OIJ, explicó que con las pesquisas realizadas hasta este momento no han logrado determinar el móvil del crimen. De hecho, creen que Stephanie fue asesinada en un sitio alejado al lugar donde aparecieron sus restos.

Consultado sobre si el asesinato obedecería a asuntos de género, en virtud de que la víctima era homosexual, no brindó una postura clara.  “No. De momento, las pruebas encontradas y la línea de investigación que llevamos no nos permiten establecer un motivo como tal”, acotó.

Allegados apuntan a crimen de odio

Pese a ello los familiares de Stephanie creen que el móvil tendría relación con su orientación sexual, pues le habrían colocado un vestido (algo que nunca usaba) antes de asesinarla. Dicha situación, no confirmada por las autoridades, ha despertado todo tipo de mensajes de repudio e indignación.

“Nosotros aún estamos sin creerlo. Pero, así es la voluntad del Padre Celestial. Solo se nos adelantó. Ya gracias a Dios nadie la va hacer sentir mal. Que mi Tete viva por siempre en cada uno de nuestros corazones. Ella era una gran persona, una excelente prima”, dijo Melany Bermúdez Mora, prima de la víctima, mediante un mensaje en Facebook.

Precisamente, mediante esa red social los allegados de la joven convocaron a una misa a realizarse en honor de la víctima el próximo viernes en la iglesia católica de San Isidro de El General, en Pérez Zeledón.

No más femicidios. Acompáñanos y alza tu voz por ella y todas a las que han silenciado. Tu indiferencia es cómplice”, apunta la convocatoria.

Diputados piden respuestas

Enrique Sánchez Carballo, diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), comprometido con las causas de la población de Lesbianas, Gais, ​ Bisexuales y Transexuales (LGTBI), pidió a las autoridades judiciales investigar el caso a fondo en virtud de que “todos los indicios señalan a un posible crimen de odio”.

Igual criterio tuvo Paola Vega, también legisladora del PAC, quien reiteró la urgencia de la aprobación de una Ley Contra Crímenes de Odio.

“Este cruel asesinato nos debe dar una cachetada como sociedad”, aseveró.

El OIJ señaló desde la semana anterior que aún falta por ubicar el brazo derecho de la joven. No se descarta que se realicen nuevas inspecciones en los sitios de los hallazgos para recopilar más pruebas.

Para los allegados de Stephanie el caso es extraño, pues no conocían que sostuviera discrepancias o pugnas con otras personas.

Cualquier información confidencial sobre este crimen, puede comunicarse a la línea confidencial de la policía judicial: 800-8000-645.



Haga clic para ver más noticias sobre: Sucesos.