En Coopevega de San Carlos

El fin de una relación impropia sería el motivo de la masacre en San Carlos

  • Se podría acusar al sospechoso además por relación impropia o por violación de minoridad

Ambulancia de la Cruz Roja de Ciudad Quesada. Tomada de Facebook

El fin de una relación impropia entre un hombre nicaragüense con una menor de 13 años, sería el motivo por el cual el sujeto habría matado a 4 personas el pasado miércoles, en la finca La Palma del Recreo de Cutris, muy cerca de CoopeVega, San Carlos de Alajuela.

Esta es la versión que manejan las autoridades tras la recolección de evidencias, entrevistas e indicios durante la investigación.

Alejandro Araya, Fiscal Adjunto de San Carlos, indicó a CRHoy que: “el caso inicia por los homicidios y existe un tema colateral al hecho: que hay una menor y, en apariencia, según las pesquisas que ha hecho la policía, uno de los posibles móviles que se maneja es la relación del sospechoso con una menor de edad”.

De acuerdo con Araya, por el abordaje que se está haciendo del caso, podría estarse en presencia de una por relación impropia o eventualmente se podría calificar también por el  delito de violación de minoridad, ya que nuestra legislación así lo establece.

Asimismo, el fiscal encargado del llevar la causa, explicó que la menor en este momento está bajo el cuidado de la Oficina de Atención y Protección a la Víctima, y se debe esperar a que un equipo interdisciplinario la aborde y así poder recolectar la mayor información posible.

Actualmente la muchacha se encuentra acompañada de sus familiares.

Esta entrevista con ella será clave en la investigación para esclarecer si al sospechoso se le acusa por relación impropia o por otra figura, donde podría darse la de violación de minoridad. Eso se determinará una vez se considere que la joven estaría lista para poder hablar y recabar su testimonio.

“Esto es para que la muchacha pueda reaccionar positivamente y así nosotros podremos determinar la acusación”, agregó.

Hasta el momento las autoridades judiciales no han dado con el paradero del sospechoso, del cual aún no se tienen detalles de su identidad, al menos confirmada por el OIJ. Lo único que se mantiene es que se fugó por el sector de Bocas San Carlos.

“El sospechoso que se maneja hasta ahora es un nicaragüense quien en horas de la mañana del jueves (28 de febrero) se habría fugado a su país por Boca San Carlos”,  explicó el Departamento de Prensa del OIJ.

El Fiscal Adjunto de la zona añadió que “estamos coordinando con la policía nacional de Nicaragua, ya hay elementos importantes que han llegado a la policía y se está en ese proceso de trabajo, diligencias e inteligencia”.

La causa por la que se acusaría al sospechoso de la masacre en la finca sería por asesinatos dolosos.

Asimismo, si el buscado se encuentra en suelo nicaragüense, el trámite lo habilitarían rápido en ese país ya que también están involucrados en calidad de víctimas coterráneos en el crimen cuádruple, según detalló el fiscal adjunto sancarleño.

Precisamente, por lo grave de la situación se está en la etapa de valoraciones técnicas y forenses, así como la recolección de pruebas que se puedan agregar al proceso y así armar el expediente con el que se acusaría al autor intelectual de este hecho.

Este caso podría asemejar al de  Adrián Salmerón, quien estuvo involucrado en 5 asesinatos en Matapalo de Guanacaste y luego, fue enjuiciado en su país de origen tras ser detenido por la policía nacional de Nicaragua.

Adicionalmente en la masacre de CooopeVega, la única identidad confirmada por los personeros judiciales es la del capataz de la finca, de apellidos Méndez Koscky. La identificación del hombre se facilitó gracias al reconocimiento de la familia.

Las otras 3 víctimas serían de origen nicaragüense y tendrían algún grado de parentesco con la menor.

El caso sigue en investigación por parte de las autoridades, que están en el proceso de entrevistas a testigos y la búsqueda del sospechoso para esclarecer cómo sucedieron los hechos.

No abandonarán el sitio hasta finalizar el proceso de recolección de prueba y entrevistar a la joven involucrada.

Escena macabra

Luego de darse a conocer el cuádruple asesinato, el cruzrojista que atendió la escena habló con CRHoy.com 

En el instante inmediato de recibir la alerta, el funcionario de la Cruz Roja fue a atender el caso, el cual describe como “algo trágico“.

“Cuando llegué, a como la policía mencionó y ha salido en todo lado, había 4 personas fallecidas; 3 de ellas en el patio de la casa y 1 persona más: el capataz de la finca”, narró Kendall Araya, miembro del cuerpo de socorro en Santa Rosa de Pocosol.

Además describió que los 4 cuerpos ya se encontraban en avanzado estado de descomposición. Estima que las personas tendrían varios días de haber fallecido.

“Los 4 cuerpos estaban con larvas en sus cuerpos”, agregó, mientras que el de Méndez Koscky estaba partido en 2, una parte en una vivienda y la otra en el cauce del río.

 

 



Haga clic para ver más noticias sobre: Sucesos.