Actualización del MOPT

El saldo de Eta fue nefasto para las carreteras: daños ya suman ₡9 mil millones

Pablo Rojas [email protected] Noviembre 21, 2020  12:01 am

11212020

  • 296 rutas afectadas, 264 eventos en carreteras, 11 puentes dañados y 21 pasos de alcantarilla afectados
  • Algunas vías se mantienen con cierres totales o parciales en razón de hundimientos

(CRHoy.com). La influencia de Eta sobre Costa Rica fue indirecta, pero suficiente para golpear la debilitada red vial nacional.

El fenómeno climático que provocó fuertes lluvias durante inicios de este mes dejó 296 rutas afectadas, 264 eventos en carreteras, 11 puentes dañados y 21 pasos de alcantarilla afectados.

Los daños, traducidos en dinero, ascienden a los ₡9 mil millones.

Según un reporte del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), los daños se reportaron en Sámara, Cerro de la Muerte (Interamericana Sur), Palmar Norte, Ciudad Neily, San Vito, Corralillo de Cartago y Puriscal.

Algunas intervenciones ya se completaron. En San Fernando de Sámara se colocó un puente modular para rehabilitar el paso a un carril hacia sectores como Nosara o Barco Quebrado.

Pese a ello, aún resta por rehabilitar el paso en la vía nacional 239 entre Puriscal y Parrita.

También hubo que ejecutar intervenciones de gran magnitud para rehabilitar el paso por el Cerro de la Muerte, tras severos deslizamientos en División y La Hortensia, que mantuvieron el movimiento cerrado por varios días.

Asimismo, sobre la Interamericana Sur, también hubo puntos dañados en Palmar Norte.

Mario Rodríguez, director ejecutivo del Conavi, dijo a CRHoy.com días atrás que la problemática se agravó tras el recorte de una tercera parte del presupuesto (₡7.500 millones) que se usaría en el segundo semestre del año para atender vías nacionales.

Sin titubeo, advirtió que para 2021 el escenario no es alentador y en un mundo ideal el país debería aspirar más allá que el simple mantenimiento preventivo (bacheos o recarpeteos) de las rutas que se ha mantenido como la principal apuesta durante los últimos años.

“El presupuesto para el próximo año lo tuvimos que presentar en marzo (2020), cuando todavía no estaba el coronavirus ni estas inundaciones. Tenemos que atender las carreteras, pero no sabemos en el transcurso del año cómo se van a comportar dependiendo de las condiciones climáticas. Como país y como Conavi lo que hemos hecho es tener buenas superficies de ruedo, pero no tenemos la capacidad, ni la tendremos en el corto plazo, de modificar las rutas desde el punto de vista geométrico”, describió Rodríguez.

Una mejora geométrica significa –por ejemplo- construir túneles, ampliar puentes o ejecutar intervenciones mayores para mejorar las condiciones de tránsito.

El funcionario ejemplificó que no basta con tener las superficies de ruedo en buen estado, pues “ni siquiera pueden tener los puentes a ese mismo nivel”. Se estima que en el país existen 500 estructuras de este tipo que urgen intervención ante condiciones de deterioro, pero no se cuenta con los $300 millones que costarían las mejoras.

“Estamos en una condición muy endeble en infraestructura vial (…) debemos reconocer que tenemos muy pocos recursos. Unos $300 millones (anuales) para atender 8 mil kilómetros de carreteras y 2.600 puentes nos permite hacer lo que hemos hecho: mantener las superficies bien y mantener los puentes en una condición que no es la correcta. Tenemos que mejorar sustancialmente”, recalcó Rodríguez.

¿Cuáles vías están en mayor riesgo ante futuros eventos climáticos? Según los análisis de Conavi, existen carreteras en cantones de la Zona Norte (en zonas como San Carlos, Upala y Los Chiles) que no están en buena condición. Incluso, otro caso es de la la carretera Interamericana Norte a la altura de Cambronero.

“Si un evento climático se concentra en esas partes, vamos a tener problemas. Por ejemplo, apenas acabamos de restituir el tránsito en la zona del Cerro de la Muerte. Esa zona es muy inestable. Igual, la ruta 32 (San José-Limón) no se ha visto afectada y todos sabemos que es muy inestable”, puntualizó el jerarca del consejo.

Más daños

Rodolfo Méndez, titular del MOPT, explicó que en esa carretera los kilómetros 41 y 45 presentan grandes afectaciones debido a la saturación de los terrenos.

Además, en la carretera entre Santa Rosa y San Martín de Guanacaste se mantiene el paso cerrado en virtud del desplome de una porción de la vía.

Algo similar ocurre con el tramo entre Ciudad Neily y La Fuente, pues un tramo de la ruta desapareció producto de un hundimiento. Por otra parte, el paso también está cerrado en Corralillo de Cartago.

“Se sigue trabajando para rehabilitar el paso en las Juntas de Pacuar, en la ruta nacional 244, en Pérez Zeledón, luego de los efectos indirectos, tanto de Eta como de Iota”, citó un reporte publicado por el ministerio.

Las autoridades mantienen un monitoreo constante en razón de la saturación de los suelos, principalmente en la vertiente del Pacífico, y el inminente ingreso de 2 ondas tropicales en las próximas horas.



Haga clic para ver más noticias sobre: Super.