MILLONARIA MULTA CONTRA EL AYA

Errores del AyA se trajeron abajo su proyecto “prioritario”

  • RECIBE UNA MULTA QUE SUBIRÁ Y CALIFICAN A UNIDAD EJECUTORA DEL PROYECTO DE ACTUAR CON MALA FE Y QUERER CONFUNDIR AL TRIBUNAL
  • PRESIDENTE CARLOS ALVARADO RESPALDA, SIN DUDAS, LA GESTIÓN DE LAS ALTAS AUTORIDADES DE LA INSTITUCIÓN

Presidente Carlos Alvarado y presidenta del AyA, Yamileth Astorga (Imagen tomada del Facebook de Astorga).

(CRHoy.com). -Los errores que cometió el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) no solo se trajeron abajo su proyecto “prioritario” sino que debido a los incumplimientos durante el diseño y ejecución de la obra, el instituto también recibió una millonaria multa, que ahora pagamos todos los costarricenses.

A través del “Proyecto de Mejoramiento Ambiental del Área Metropolitana de San José” se pretendía rehabilitar y ampliar la red de alcantarillado sanitario de esta zona. La mayoría de la población que habita en el Área Metropolitana se vería beneficiada gracias a la construcción que haría la empresa española Acciona Agua S.A., que finalmente demandó a la institución costarricense.

“Este proyecto ocupa el primer lugar dentro de la jerarquía de los proyectos institucionales, según quedó establecido en la información incluida en la cartera de proyectos que AyA envió al Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica para ser incorporados al Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) y al Plan Nacional de Inversión Pública (PNIP)”, dice el AyA a los diputados y a la Contraloría General de la República (CGR), en una actualización de dicho proyecto.

A través de estas obras que el AyA llama “prioritarias” se pretendía intervenir en sitios como Damas, Tirrases, Curridabat, Grandilla y la cuenca del río María Aguilar. También en San Juan de Dios y San Miguel de Desamparados y la cuenca del río Tiribí.

Pero el pasado 8 de mayo un tribunal del Centro de Resolución de Conflictos del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) resolvió un proceso en contra del AyA. Se le señala como único culpable de la suspensión de las obras, a través de las cuales se construiría una red de tubería que llevaría las aguas negras hasta una planta de tratamiento. Con esto, se evitaría que llegara hasta ríos y mares y los contamine.

“La prioridad de este proyecto radica en que gran parte de la población del Área Metropolitana de San José se verá beneficiada con la rehabilitación y ampliación del Alcantarillado Sanitario“, informa el AyA en su resumen semestral sobre este y otros proyectos desarrollados con préstamos internacionales.


Los errores del AyA obligaron a detener y  retroceder en lo que ya se había avanzado con la empresa española Acciona, porque incluso los planos que el AyA diseñó eran incorrectos y no contemplaron temas como grandes rocas o tuberías ilegales. Este fue uno de los errores por los que condenaron al AyA. 

También obligó a nuevas licitaciones. Además, la Junta Directiva del AyA aprobó tramitar un crédito por $140 millones para poder concretar este proyecto.