Traslada vocería COVID-19 al Ministerio de Salud

Este es el memorando que silenció a los funcionarios de la Caja

(CRHoy.com) En medio de los cuestionamientos por las fallidas compras de 12 millones de mascarillas quirúrgicas y las decisiones del gerente de Logística, Luis Fernando Porras, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) prohibió a sus funcionarios dar información relacionada con la pandemia COVID-19.

El memorando 2361-2020, con fecha del 4 de agosto, silencia a los trabajadores de todos los niveles y enfatiza en que ese “silencio” deberá ser de acatamiento obligatorio.

La nota especifica que cualquier solicitud de información debe ser filtrada por medio de la Dirección de Comunicación de la institución, y le traslada al Ministerio de Salud cualquier dato relacionado con el COVID-19.

El documento indica: “en el nivel local, los Directores de área de Salud brindarán información solamente a sus colaboradores, actores claves y a los medios locales (en el caso de los medios, será sobre aspectos de organización local y medidas de prevención)”.

“Así mismo, es importante que toda la información brindada sea objetiva y veraz y que cumpla aspectos propios de organización y prestación de los servicios de salud, relacionado con acciones de prevención, vigilancia e información a la población. Y que, además, le corresponde al Ministerio de Salud, referirse a los aspectos propios de la enfermedad y será el único ente facultado para brindar datos estadísticos oficiales sobre número de casos, contactos y la información referida al Central Nacional de Enlace del Reglamento Sanitario Internacional (CNE/RSI)”.

Y el acatamiento no se hizo esperar, en el caso de las mascarillas, la CCSS indicó que al ser un caso que tiene diferentes líneas de investigación, ya no se referirían al tema.



Haga clic para ver más noticias sobre: Caja Costarricense de Seguro Social, CCSS, salud.