Caso en Ujarrás, Cartago

Mamá de Allison: “En las madrugadas lloro, abrazo la foto y la acuesto conmigo”

Johel Solano [email protected] Julio 1, 2020  12:01 am

07012020

  • Joven cumplirá 4 meses desaparecida
  • Autoridades siguen haciendo búsquedas

(CRHoy.com)“Yo veo las fotos de Allisson y digo que esto es una mentira. Me digo que esta situación no me puede estar pasando a mí.

Veo la foto y le hablo y le digo: ¿Mi amor, cómo estás? ¿Dónde estás?

Son tantas preguntas que uno se hace. En las madrugadas lloro. Me entra una crisis y empiezo a llorar y a llorar. Abrazo la foto y la acuesto conmigo de la desesperación que uno siente como mamá.

Es una experiencia terrible. Pasan los días y las noches y no se sabe nada de un ser querido. Es lo peor que a alguien le podría pasar“.

El dolor que vive Yendry Vásquez, la mamá de Allison Bonilla es imposible de describir. Ya pasaron 118 días desde que su hija desapareció.

El domingo pasado la familia de Bonilla hizo una nueva búsqueda en los sectores de Orosi, y Ujarrás. La policía judicial ha hecho incursiones en la represa de Cachí, pero no hay resultados.

Con este panorama, la familia de Allison sigue compartiendo imágenes en redes sociales con la fe de que que la joven aparezca.

“Seguimos compartiendo para que la gente no se olvide. El domingo fuimos con mi papá y mi mamá a buscar. Mi papá ya está entrando en una crisis como que se va a volver loco. Nosotros seguimos compartiendo y buscando. Esperamos que el caso se resuelva pronto y que Alisson esté bien“, comentó Vásquez.

Esta familia, vecina de Ujarrás de Paraíso de Cartago clama para que si una persona sabe cualquier información la comunique al WhastApp confidencial del OIJ 800 8000 645.

“Que se pongan en nuestros zapatos. Es mi única hija, queremos seguir con nuestros planes y sueños. Ella es mi única hija y es muy difícil”, narró.

Sin rastro

Nadie sabe que pasó con la joven desde la noche del miércoles 4 de marzo, cuando tras concluir sus clases en el Colegio Nocturno de Cachí, Allison Bonilla tomó un autobús que la llevaría hasta su casa.

Sin embargo, luego de bajarse del bus y caminar unos metros, la joven desapareció. Eran pasadas las 8:30 p.m. cuando por se le vio por última vez.

Antes de desaparecer, Allison llamó a su mamá y le avisó que 2 sujetos sospechosos -descritos como “pintas”- la seguían, mientras completaba 500 metros que la separaban de su vivienda.

Cuando la madre salió en su auxilio para toparla, ya no la encontró. Hubo llamadas y mensajes, pero de Allison no se supo más. Desde ese día se dio una búsqueda por parte de autoridades y vecinos que incluyeron rastreos terrestres, sobrevuelos y hasta búsqueda en la represa.

El pasado 5 de abril se encontró la cédula de identidad de la joven en un cafetal ubicado en las cercanías del Mirador de Ujarrás, mientras que en marzo, en otro punto -en Urasca- se hallaron unos lentes medicados de Bonilla.

A mediados de abril, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) halló “indicios importantes” en la reinspección de un vehículo que fue decomisado por el caso de la joven desaparecida Allison Bonilla.

“Se hizo una reinspección al vehículo y se recolectaron varios indicios importantes para la investigación que son analizados en el complejo de Ciencias Forenses“, señaló la entidad ante consultas de este medio. La entidad no dio más detalles, pues el caso está en investigación.

A finales de marzo, los agentes judiciales decomisaron un carro BMW, de un vecino de Ujarrás, el cual podría tener algún vínculo con el caso. Si bien en una primera revisión no se detectó nada sospechoso, en el segundo análisis se identificaron “indicios importantes”.

Estas pruebas se unen al hallazgo de la cédula de la joven y de unos lentes en diferentes sectores del Valle de Ujarrás.

Anteriormente, el Ministerio Público señaló que investiga a un hombre apellido Sánchez. Además, se hizo un allanamiento en una casa, pero tampoco se han dado a conocer resultados concretos y la joven sigue sin aparecer.



Haga clic para ver más noticias sobre: Allison Bonilla, Sucesos.