Empleado bancario testificó en agosto pasado

Paola Mora enfrenta causa de falsedad ideológica por alterar acta de junta directiva del BCR

  • Fiscalía investiga a expresidenta del BCR por el supuesto delito de falsedad ideológica
  • Mora habría solicitado cambiar intervención de exdirectivo Alberto Raven

Expresidenta del BCR llamó por teléfono al secretario para pedirle que hiciera los cambios (Archivo/CRH).

(CRHoy.com) Paulo Villegas Fonseca, secretario de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica (BCR) narró a la Fiscalía el momento en el que la expresidenta de la entidad Paola Mora Tuminelli le solicitó alterar un acta donde se cuestionaba el millonario crédito que le otorgó el banco a la empresa del importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños Rojas. 

Así consta en la declaración del empleado bancario de la cual CRHoy.com tiene copia y donde se denuncia a Paola Mora por el supuesto delito de falsedad ideológica.

En la entrevista que se realizó el 10 de agosto del 2018, el secretario detalló su trabajo a la Fiscalía.

Explicó que luego de cada sesión los directivos deben aprobar el acta que resume lo expuesto y lo resuelto por la junta en cada reunión sin embargo, el acta de la sesión del 26 de abril del 2017 tuvo un trámite especial. 

Ese día la Junta Directiva recibió por parte de la Gerencia Corporativa -a cargo del hoy imputado Andrés Víquez Lizano- un informe sobre las supuestas irregularidades en el proceso de otorgamiento y desembolsos del crédito de $30.000.0000 girado a la empresa Sinocem de Costa Rica. La junta pidió el informe tras las denuncias publicadas por CRHoy.com.

Al terminar la sesión el acta quedó aprobada, sin embargo Villegas todavía debía hacer algunos cambios a los documentos. Según su relato se trataba de “observaciones” que se incluirían posterior a la sesión.

Esa misma noche la entonces Presidenta de la Junta Directiva, Paola Mora Tuminelli, llamó a Villegas fuera de horario laboral para pedirle que hiciera otros cambios no acordados en la sesión. Insistió vía WhatsApp cuando el secretario le dijo que no podía atenderla por llamada en ese momento y que le contactaría al día siguiente.

Empezó a explicarme cómo tenía que hacer el cambio. Yo le dije que disculpara que iba manejando y que la llamaba al día siguiente, pero minutos después recibí un audio de WhatsApp de doña Paola, donde me explica cómo quiere que haga el cambio.

La modificación que Mora solicitó era sobre una opinión del exdirectivo Alberto Raven sobre el crédito de Sinocem de Costa Rica. El día que se aprobó el acta del 26 de abril Raven no participó en la junta.

Paulo Villegas también confirmó ante los diputados la llamada de Mora en la que le pidió los cambios al acta (Archivo / CRH).

La versión finalmente integrada al acta indica que “el Director Lic. Alberto Raven Odio dice que, en lo particular, tal y como lo ha comentado en oportunidades anteriores, se inhibe de participar del análisis y discusión de este tema”. La razón, dice el acta, es que Raven era fiscal de una compañía competencia de Sinocem, a quien se le habían girado los fondos.

“Sin embargo, don Alberto señala que, en este y cualquier caso, al Banco le corresponde velar porque el crédito no tenga problemas y se mantengan las garantías”, dice la versión finalmente integrada.

Pero Paola Mora habría enviado a Villegas otra versión sobre la posición de Raven en torno al millonario crédito:

…El Director Lic. Alberto Raven Odio dice que el Banco de Costa Rica no le corresponde velar por el comportamiento del mercado de un producto, ni tampoco preocuparse si existe una lucha comercial entre los competidores. Indica que el Banco de Costa Rica tiene un crédito aprobado a la empresa Sinocem Costa Rica S.A. y por eso considera que al banco solo le corresponde velar porque ese crédito no tenga problemas y lograr la recuperación de los fondos y asegurarse que no se pierda el contrato con la empresa aseguradora, y que se mantenga la garantía que respalda el crédito. Indica que el Comité de Crédito del BCR aprobó el crédito a esa empresa, pero comenta que, en lo personal, nunca hubiera aprobado el financiamiento a una empresa que no tenía experiencia en el ámbito comercial y se desconocía si tenía la capacidad para la manipulación y colocación en el mercado costarricense.

Paulo Villegas, antes de hacer los cambios finales, envió las dos propuestas a Raven, quien finalmente decidió que se integrara en el acta la primera transcripción de Villegas y no la de Paola Mora.  Villegas, al hacer su consulta, no advirtió a Raven (quien se encontraba fuera del país) que el acta ya había sido aprobada por la Junta y se encontraba firme.

Causa contra Mora

Por esta acción en específico la Fiscalía General abrió el expediente 18-00015-0033-PE en contra de Mora por el supuesto delito de falsedad ideológica. Mora también es la octava imputada en el caso que se sigue en contra de Juan Carlos Bolaños, a quien el BCR le giró el crédito de $30 millones.

En la entrevista al secretario, la fiscal a cargo le consultó si en alguna otra oportunidad algún directivo lo había llamado para “cambiar algo que no se había discutido”. La respuesta fue negativa.

Una vez que se aprueba el acta no se modifica, y no ha habido ningún cambio, salvo este (…) Yo no advertí que eso afectara la parte resolutiva del acuerdo, no creí que estuviera favoreciendo o perjudicando a alguien, y como recibí esa instrucción de doña Paola, la presidenta de la junta directiva, yo acaté la orden.

Mora negó cambio de actas

El 29 de agosto del 2017, frente a los diputados que investigaban el crédito y bajo juramento, Mora dijo que existían dos versiones del acta, que esta había sido modificada, pero a solicitud de Raven.

Sin embargo, Villegas declaró que cuando Paola Mora lo llamó para pedirle los cambios, le dijo que ella había hablado con Alberto Raven, “que lo contactó y que le había sugerido que para no exponerlo que hiciera unos ajustes”.

Fue por esto que Villegas envió las dos versiones a Raven, la que él había escrito durante la sesión y la propuesta por Mora, con el fin de que el exdirectivo decidiera cuál quedaba en el acta.