José Manuel Arroyo, exvicepresidente del Poder Judicial

Sobre Celso Gamboa: “El país no puede tener un magistrado que falta a la verdad”

Michael M. Soto [email protected] Septiembre 19, 2017  12:53 pm

09192017

  • Exmagistrado asegura que las actuaciones de Celso Gamboa son muy graves y no se resuelven "cortando una o dos cabezas"
  • Exmagistrado asegura que "jamás" un magistrado puede acompañar a un imputado al Ministerio Público

Celso Gamboa, magistrado de la Sala Tercera, también es miembro de la Comisión de Enlace OIJ-Corte. Archivo CRH

El exvicepresidente del Poder Judicial y expresidente de la Sala de Casación Penal (Sala III) José Manuel Arroyo criticó fuertemente el actuar del Magistrado Celso Gamboa Sánchez y su relación con el empresario importador del cemento chino Juan Carlos Bolaños Rojas.

Para Arroyo, el Poder Judicial nunca había tenido una crisis tan grave de posible corrupción enfocada en un magistrado y en el jefe del Ministerio Público.

El exmagistrado asegura que las declaraciones de Celso Gamboa Sanchez demuestran el actuar de alguien que cambia de versiones constantemente para encubrirse y que “es evidente que ha habido faltas a la verdad”.

“…no se trata de cualquier político, se trata de un juez de la Suprema Corte y lo que el país tiene que valorar es si una persona que dice y se desdice o que dice que no, para después tener que aceptar que sí, es (valorar si este es) un perfil de juez adecuado… a eso hay que llamar la atención” agregó el exmagistrado.

Arroyo aseguró que la carrera “meteórica” del Magistrado Gamboa tras su paso por puestos del Ejecutivo es un tema que también debe plantearse en la discusión”. Indicó que se debe dejar que las personas que vienen de la vida política -como Gamboa- se retiren unos cinco o diez años antes de llegar a ser miembros del Poder Judicial y principalmente si buscan ser magistrados de la Corte Suprema de Justicia para evitar nexos cuestionables.

Jamás un magistrado puede acompañar a un imputado al Ministerio Público

Otro de los puntos preocupantes, según el exmagistrado, fue el acompañamiento que hizo Gamboa a Juan Carlos Bolaños al Ministerio Público para conocer una causa en su contra.

Para Arroyo, un juez del más alto rango como lo es un magistrado, no puede acompañar a nadie al Ministerio Público y mucho menos sabiendo que él pertenece a la Sala III, donde se podría llegar a conocer ese asunto. Agregó que el hecho de que Gamboa haya sido subjefe del Ministerio Público agrava la situación, ya que todas las personas que lo vieron en esas oficinas fueron sus subalternos.

“No es lo mismo que usted vaya con su abogado a conocer una investigación en su contra al Ministerio Público, a que vaya acompañado de un exjefe y actual magistrado de la Sala III, esto es un mensaje muy peligroso”, indicó Arroyo.

“Gamboa le va a decir que él no votó en ninguna causa contra don Juan Carlos Bolaños, pero acá hay una trampita: la ciudadanía tiene que saber que esa es una sola causa penal (contra los diputados Otto Guevara, Víctor Morales, el exdiputado Walter Céspedes y el empresario Juan Carlos Bolaños) de manera que don Celso en la Sala III, aunque solo tuviera a su cargo ver el tema de los diputados, tuvo que conocer la única relación de hechos donde está Juan Carlos Bolaños… Aquí hay una trampita porque él sí conocía los problemas legales de Juan Carlos Bolaños y aún así dos meses después lo conduce al Ministerio Público“,  dijo el exmagistrado Arroyo.

¿Amenazas con información de la DIS?

Arroyo también abordó el tema de las supuestas amenazas que recibió -cuando aún no se había acogido a su jubilación- por parte del magistrado Celso Gamboa y que denunció en su momento.

Él me hizo saber que tenía información sobre mi familia. Imagínese que eso, viniendo de un exdirector de la DIS o un exministro de Seguridad Pública es atemorizante, aparte de la enorme falta de respeto… Es una sutil forma de decir sabemos quién es usted y quién es su familia... Eso no solo lo ha hecho conmigo, sino que también con otras personas” dijo a CRHoy.com

También criticó la delgada línea que divide a algunos magistrados con diputados y políticos.

Ese amiguismo o contubernio entre un grupito de magistrados y diputados… son síntomas que hay que ponerlo en ventilación porque el amiguismo tiene una cara oscura”, concluyó.

Jose Manuel Arroyo trabajó en el Poder Judicial durante 38 años, y entre otros puestos, fue vicepresidente del Poder Judicial y presidente de la Sala de Casación Penal de la que Gamboa es miembro en la actualidad.

Esa Sala es de las más importantes en el país ya que toma las decisiones finales sobre casos polémicos de materia penal y además es la encargada de investigar a los miembros de los supremos poderes. 



Haga clic para ver más noticias sobre: Celso Gamboa Sánchez, DIS, Nacionales, Sinocem.