Ente estatal responsabiliza a constructora

(VIDEO) Lentitud en expropiaciones para ruta 32 provoca más choques entre Conavi y CHEC

Pablo Rojas [email protected] Noviembre 27, 2020  12:02 am

11272020

  • Proyecto que debía concluir en octubre de 2020 terminaría ahora en mayo de 2022
  • Empresa alegó en julio que autoridades eran "lentas" al revisar diseños

(CRHoy.com). Lo que nació como un proyecto esperanzador para modernizar la ruta 32, entre Río Frío y Limón, poco a poco se convirtió en un camino de apuros, congojas y dudas.

Los atrasos y obstáculos de una obra que inicialmente debía estar lista en octubre de 2020 ya provocan una grieta en la relación entre el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC, por sus siglas en inglés).

Al descontento de la Unidad Ejecutora del Proyecto (UEP) adscrita a la entidad estatal se le suman otras inquietudes. En concreto, los atrasos en el trámite de las expropiaciones.

Kenneth Solano, ingeniero y gerente de esa dependencia, dijo que desde el Conavi consideran que CHEC tiene responsabilidad en este aspecto y aseguró que los pendientes los tienen “ahogados”.

“Las expropiaciones son una complicación. Esa es la verdad. Don Rodolfo (Méndez Mata, ministro) lo sabe. Y eso, el problema de las expropiaciones, tiene su raíz de CHEC. Si CHEC no me entrega a mí el diseño, como tiene que ser, ¿cómo voy a hacer una expropiación? Se atrasa el diseño y se atrasa la expropiación”, indicó el funcionario, durante una audiencia celebrada este 25 de noviembre en la Municipalidad de Matina para explicar las obras complementarias al proyecto integral.

Casi 3 años después de que se girara la orden de inicio para la obra, poco más del 20% de las expropiaciones requeridas ya estaban listas. La modernización requiere un total 542 inmuebles para expropiar. Pero, al 2 de noviembre, solo 109 terrenos ya estaban a nombre del Estado.

Según un reporte brindado por la UEP en esa fecha, de esas 109 parcelas unas 53 están disponibles bajo la figura de la toma de posesión voluntaria y otras 56 ya están registrados al 100% a manos del Estado.

“Hemos hecho un trabajo arduo y logramos algunas entradas en posesión voluntaria. Eso ha significado que CHEC pueda seguir trabajando. Pero, no todos los terrenos pueden ser candidatos a entrada de posesión voluntaria.

“Estamos viendo algunas posibilidades de variaciones en el proyecto, para asegurar que se termine y no depender de las expropiaciones. ¿Qué significa esto? Cambiar un paso superior vial que ya estaba en el alcance del proyecto por 2 retornos, o 2 medio retornos”, apuntó Solano.

En julio pasado, la tardanza en las expropiaciones fue señalada por CHEC, como “uno de los factores por los cuales el avance en el desarrollo de la obra no ha sido el esperado”.

La empresa indicó en ese momento que los pendientes frenaban el avance de la construcción de los pasos a nivel y las intersecciones del trazado. Además, acusó lentitud por parte del Poder Ejecutivo.

“Hay situaciones ajenas a la compañía que dificultan el progreso. La lenta revisión y aprobación por parte del gobierno a los diseños de la construcción, así como las expropiaciones y la reubicación de los servicios públicos, ha complicado el proceso desde el inicio y nos ha obligado a tener que realizar de manera fragmentada las obras”, explicó el coordinador de expropiaciones y reubicación de servicios públicos de CHEC, Mariano León.

Sobre servicios públicos

Según el reporte más actualizado por Conavi, la reubicación de servicios públicos está concluida casi al 100%. Donde hay algún trámite pendiente es a causa del faltante de una expropiación.

“Los pocos servicios públicos que nos hacen falta están en zonas donde debe estar una expropiación: no podemos mover el servicio público hasta que no esté la expropiación”, dijo el ingeniero Solano.

La orden de inicio de construcción se giró el 20 de noviembre de 2017 y la fecha de conclusión inicial estaba pactada para el 4 de octubre de 2020. Pero, CHEC consiguió una prórroga que aplazó la finalización para el 27 de marzo de 2021.

De momento, y de manera oficial, esta última fecha se mantiene en pie. Zhou Jingxiong, gerente del proyecto por parte de la constructora asiática, confirmó en setiembre a la comisión legislativa de Limón que estiman concluir la modernización vial a finales de 2021.

No obstante, el Conavi analiza un traslado de la fecha de finalización hasta mayo de 2022. ¿La razón? Atrasos en uno de los puentes a construir por la tardanza en las expropiaciones.

El informe físico financiero Nº25 preparado por el Conavi, referente al estado del proyecto al cierre de setiembre (el más actualizado en el sitio web), recalcó un atraso del 47.17% en la fase de construcción. Al final del mes pasado el cronograma del proyecto dictaba que el avance constructivo debía ser del 80.17%.

La ampliación comprende un tramo de 107 kilómetros y está estimada en $465 millones. Contempla la habilitación de 4 carriles (2 por sentido) desde el cruce de Río Frío hasta Limón. De igual manera, se construyen y se refuerzan 33 puentes, se levantan 13 pasos a desnivel y 11 retornos.

También, se incluyen 5 intercambios que estarán ubicados en Río Frío, Guápiles, Siquirres, el acceso a la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) y 4 intersecciones a nivel en el acceso a la ruta cantonal de Moín, al nuevo estadio de Limón, a la ruta 241 en Santa Rosa y a la ruta 36, Cahuita.

La inversión está proyectada en un monto total de $485 millones (entre obras y expropiaciones) que son financiados por el Eximbank de China en $396 millones (el restante será cubierto por recursos estatales).



Haga clic para ver más noticias sobre: Chec, MOPT, Super.