Le dio como plazo un mes al Ministerio de Salud para suministrar información

Sala Constitucional condena al gobierno a revelar datos sobre la pandemia

Erick Carvajal [email protected] Agosto 3, 2020  6:27 pm

08032020

  • Recurso presentado por programa de Radio Universidad solicitaba reseñas de pacientes, pero sin identidad

(CRHoy.com).- La Sala Constitucional condenó al Ministerio de Salud y le ordenó suministrar información despersonalizada sobre los pacientes confirmados contagiados de COVID-19, gracias a un recurso de amparo que interpusieron  los periodistas Hulda Miranda, David Bolaños y David Chavarría Hernández luego de que las autoridades se negaran a entregar los datos al programa Interferencia de Radio Universidad.

El fallo fue dictado el 31 de julio pasado, y le dio a Salud como plazo un mes, contado a partir de la notificación de la sentencia, para que entregue la información sobre los pacientes como fue solicitada por el programa radial.

Los magistrados solicitaron que la información garantice la exclusión de cualquier dato sensible e información que pueda dar lugar a la identificación o localización, directa o indirecta, de las personas diagnosticadas con el Sars-CoV-2. La orden va dirigida al ministro de Salud, Daniel Salas Peraza.

¿Qué solicitó el programa de radio?

En un correo electrónico enviado a la Oficina de Prensa del Ministerio de Salud, el 5 de junio pasado, los comunicadores pidieron que se les brindara de forma despersonalizada –otorgándole a cada paciente un número consecutivo, con el fin de que se pudiera ver el nexo con otros pacientes- datos como edad, sexo y si es nacional o extranjero.

Además, solicitaron las fechas de confirmación del virus, donde se especificara las pruebas realizadas y fecha de cada una; el distrito, cantón y provincia de cada paciente; las enfermedades de las personas como factores de riesgo, si se requirió hospitalización y el nexo de contagio donde pidieron especificar si tuvo relación con otro paciente y el número de ese paciente.

De igual forma los periodistas querían saber si es virus importado y de dónde, además si el paciente estaba recuperado y la fecha en la se estableció la recuperación.

Sin embargo, la respuesta del Ministerio de Salud fue remitir a los periodistas a un link de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) donde indicaron que hallarían la información que tenían disponibles y que brindar los datos solicitados implicaría destinar recurso humano a procesar la información para el programa radial.

“Resulta materialmente imposible brindar información tratada de manera diferente, como lo solicita el recurrente, sin quitar recursos que actualmente se destinan a proveer información relevante y oportuna para los tomadores de decisiones; en este sentido priva la protección de la vida humana como el mayor bien tutelado por el Estado sobre intereses particulares de los recurrentes”, indicó el ministro de Salud en el informe enviado a la Sala.

Antes de emitir el fallo, el magistrado instructor Jorge Araya, cuestionó al ministro de Salud y le pidió aclarar si:

  • Si la información, tal y como la solicitaron los recurrentes, existe y se encuentra sistematizada, en poder de las autoridades de salud pública
  • Si entre la información solicitada por los recurrentes, existen datos que puedan ser suministrados, sin posibilitar la identificación indirecta de los enfermos de COVID – 19.
  • De ser afirmativa la respuesta a la anterior interrogante, deberá especificar la información que se puede entregar.
  • Si la información que se puede entregar consta o no ya sistematizada, en la base de datos a la cual los recurrentes fueron referidos, en el correo electrónico de respuesta

No está sistematizada

El Ministerio de Salud indicó que la información no se estaba sistematizada, “dado que el sector sanitario maneja bases sin restricciones de datos personales y provenientes de diferentes fuentes de información, como servicios de salud públicos y privados, laboratorios públicos y privados, áreas rectoras, análisis epidemiológico, entre otros”.

Respondieron que el aumento exponencial de casos ha generado un atraso en la caracterización de cada uno de los positivos por COVID-19 y que están disponibles datos como edad, sexo, nacionalidad (costarricense/extranjero), ubicación según provincia, cantón y distrito, fecha de reporte de casos positivos acumulados, nuevos recuperados, fallecidos y activos, todo lo cual está en formato consumible y abierto., además que a partir del 25 de julio estarán disponibles las hospitalizaciones según desagregación.

No son justificaciones válidas

La Sala determinó que la escasez de recurso humano o material, incluso la alta demanda de trabajo, “no son justificaciones válidas para denegar o condicionar la entrega de información”.

Los magistrados determinaron que en el contexto que vive el país, donde hay una amenaza a la salud pública y una situación económica difícil, es exigible una transparencia de información absoluta en el proceder del poder público y esto debe ir de la mano de un flujo ininterrumpido de información a la prensa y demás actores de la sociedad civil, bajo los límites que el Estado Democrático y Constitucional de Derecho impone.

La Sala incluso elaboró un recuadro en donde deja claro cuál es la información solicitada por el programa de radio y la información pública que brindan las autoridades de salud:

Información despersonalizada

Los magistrados indicaron que la solicitud de información es muy clara y que los datos fueron requeridos de forma despersonalizada. Hicieron ver además que hay una inconsistencia en la argumentación del Ministerio de Salud.

“Las autoridades del Ministerio señalaron que no cuentan con la información sistematizada tal y como la solicitaron los recurrentes, pero, en el escrito presentado con ocasión de la prueba para mejor resolver requerida, el Director a.i. de Vigilancia de la Salud – lo que fue replicado por el Ministro de Salud – afirma: a) que el sector sanitario maneja bases sin restricciones de datos personales provenientes de diferentes fuentes de información y, b) que las autoridades de salud se encuentran trabajando para recuperar el rastro de los nexos epidemiológicos. Parece, entonces, que el Ministerio de Salud, en el marco de la actual pandemia, sí tiene registrados los nexos epidemiológicos (cuya posibilidad de trazar se ha perdido, según información dada a la opinión pública, lo que dio lugar a que se declarara la transmisión comunitaria) y además, cuenta con los datos requeridos por los recurrentes”, expusieron.

Además, reiteraron que la escasez de recursos materiales o humanos no justifica que se niegue la información.

Gilda González, Directora de CRC 89.1 Radio, reiteró que el acceso a la información es necesario, para garantizar los derechos a la libertad de opinión y expresión. Esto señaló González:

Audio Gilda González, Directora de CRC 89.1 Radio

Iary Gómez, Gerente General del Grupo Extra, indicó que se sentía muy contenta de este fallo en el cual la Sala Constitucional le ordena al ministro que debe rendir información cuando los medios lo solicitan o cualquier persona “ya que el maneja información publica y debe ser de su conocimiento que no justifica nada el no querer rendirlas”, indicó.

“El pueblo tiene derecho a cuestionar y tener acceso a la información publica aunque él no le guste. Es increíble que tengamos los periodistas que solicitar a la sala que le recuerde a los funcionarios públicos que deben de rendir cuentas de sus actos cuando estos gozan de sus asesores jurídicos o es que los ignoran cuando no les conviene”, comentó.

El 21 de julio pasado, CRHoy.com informó que Yamileth Astorga, presidenta del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), pidió al sindicato de trabajadores y a otras dependencias no compartir información con los medios de comunicación, especialmente con CRHoy.com y Extra. Astorga, además, dijo que había que tomar acciones para levantar la imagen de la institución a su cargo.

La solicitud la hizo en una reunión en medio de las fuertes críticas por el error que cometió el AyA durante los meses recientes, por haber cobrado excesivamente a miles de usuarios que ven reducidos sus ingresos por la pandemia.

El pasado 29 de junio Astorga “hace un llamado a no alimentar a los Diarios Extra y CRHoy, ya que el objetivo de éstos es la privatización (…) indica que los medios solo publican cosas que debilitan la imagen del AyA”, dice la minuta de dicha reunión.

La postura de Astorga fue censurada por varios legisladores quienes los calificaron de reprochables y autoritarios. 



Haga clic para ver más noticias sobre: Sucesos.