“Estrecho” de banda es una piedra en el zapato para las empresas ticas

Erick Murillo [email protected] Enero 13, 2020  6:12 am

01132020

(CRHoy.com).-No es el ancho de banda, sino el “estrecho” o angosto de banda lo que se constituye en una las limitantes de la productividad y competitividad para las empresas costarricenses.

En un mundo altamente conectado y dependiente de Internet para desarrollar negocios, se hace necesaria una conexión estable y de velocidad aceptable para que los negocios sean competitivos.

Sin embargo, la realidad del país en materia de velocidad de Internet fijo no es la mejor; el promedio de descarga actual es de 26.20 Mbps, casi la tercera parte del promedio global, según el dato con fecha del 12 de enero del 2020.

De acuerdo con Speed Test, la velocidad promedio a nivel mundial de descarga de datos es de 71.55 Mbps y la de subida es de 38.91 Mbps. En el índice del sitio de medición, Costa Rica se ubica en el lugar 94, mientras que Singapur se encuentra en el primer puesto de velocidad con 193.21 Mbps, 7.5 veces más rápido que la del país.

Y en cuanto a satisfacción por la calidad del servicio, una encuesta reciente de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), concluye que en general los usuarios califican con buena nota el servicio que reciben (por encima de un 8,2) y consideran aceptable la relación calidad/precio (sobre 7,6 de 10), pero a la hora de responder si recomendaría al operador que contrataron, las cosas cambian.

En ninguno de los casos la calificación llegó ni al 42 por ciento de los consultados por la superintendencia sobre si recomendaría el servicio que reciben.

“La calificación de los servicios de telecomunicaciones, por parte de los usuarios, permite identificar áreas de mejora en la prestación del servicio y en la atención al cliente, por parte de los operadores de telecomunicaciones, además de ser información muy útil para quienes están pensando en adquirir un servicio”, señaló al respecto el Ingeniero Gilbert Camacho Mora, presidente del Consejo de Sutel.

Por su parte el informe del Programa Sociedad de la Información y el Conocimiento (Prosic) 2019 de la Universidad de Costa Rica (UCR), señala que “para los resultados de este año, se encuentra que solo un 14,6% de las empresas cuenta con velocidades por debajo de los 6 Mbps, un valor muy similar al del sondeo 2018; el aspecto más positivo es que se observa una tendencia al alza en el porcentaje de empresas con velocidades por encima de los 100 Mbps; un 15,4% de las empresas maneja para el 2019 estas velocidades, monto que casi triplica al valor del 2016.

Finalmente, la gran mayoría de empresas se coloca en velocidades entre los 10 y 50 Mbps, al igual que en años anteriores. En cuanto al tipo de conexión, un 59% de las encuestas utiliza fibra óptica y un 33% por conexión de cobre, el restante 8% tiene conexión móvil”.

Estas cifras muestran un estancamiento en la velocidad de conectividad empresarial.

Con respecto a la calidad del servicio de Internet, dicho estudio indica que el porcentaje de empresas que señalan no tener fallos en los últimos 6 meses se ha mantenido constante en un valor cercano al 25% a lo largo de los 4 sondeos que se han realizado. En general los valores por cantidad de fallos han mantenido niveles parecidos a lo largo del tiempo.

“Lo más interesante en este sentido es ver la relación que existe entre la cantidad de fallos que tiene el servicio y la percepción de calidad del servicio. Un 27% calificó el servicio como “muy bueno”, y quienes así lo hicieron tuvieron en promedio 0,76 fallos en los últimos 6 meses. La gran mayoría de las empresas (48%) calificaron el servicio como bueno, con un promedio de 3 fallos por empresa si se descarta un valor extremo de una persona que aseguró haber tenido unos 60 fallos en el periodo seleccionado, pero que aún así calificó el servicio como “bueno”.

Finalmente un 21% de las empresas califican el servicio que reciben como regular. En estos casos el promedio de fallos en el servicio es de casi 10 por empresa”, agrega la investigación de Prosic.

“Si una empresa desea que su servicio sea considerado “muy bueno”, debe prestar gran cuidado a la cantidad de fallas que el mismo presente, pues esto es fuertemente castigado por los usuarios”, considera el informe académico.

Empresas afectadas

Estas bajas cifras de conectividad afectan directamente la productividad de las empresas ya que ahora muchas de las aplicaciones ahora corren en la nube y si la conexión está lenta o se cae, afecta el desarrollo de las operaciones diarias, ya se una empresa grande, mediana, pequeña o micro.

Además, un mayor consumo de video e Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) también presionan por consumo del ancho de banda.

“Internet es una red de redes por la que transita una cantidad de información espectacular, pero lo que sabemos de ella es que le damos click al teléfono y no baja la aplicación tan rápido como quisiera, le doy Enter a la computadora y no me descarga lo que necesito ver ya, esto hace que nos pongamos ansiosos y hasta un poco desesperados”, considera Fabricio Cerdas, gerente de ventas de Cable & Wireless Costa Rica.

En diciembre del 2018 Costa Rica fue el 98 en Internet fija de 121 países monitoreados con un ancho de banda promedio de 14,37 Mbps, esto definitivamente no es una estadística para sentirse orgulloso; hoy únicamente el 34 por ciento de los enlaces de las empresas supera los 100 Mbps, no estamos tan bien como el resto del mundo a nivel de comunicaciones, esta es una cifra muy baja”, lamenta el ejecutivo de la transnacional.

Cerdas recalca que Internet es un habilitador de negocios y es una tecnología que llegó a cambiar la vida no solo de los ciudadanos, sino de las compañías, que no solo se deben fijar en el precio de los paquetes que les ofrecen o las promociones del momento, más bien deben evaluar las necesidades y requerimientos, para no comprar de más o menos de lo que en realidad necesita.

Las empresas se van por el precio y es donde surgen los comentarios como qué Internet tan lento, ¿por qué es más lerdo en la mañana y más rápido en la tarde?, el ancho de banda no es algo estático y los problemas de comunicaciones no se solucionan comprando más megas cuando se pone lento, sino que los enlaces de Internet tienen que ser monitoreados y administrados; los empresarios deberían saber para qué están usando eso que pusieron al servicio de los empleados”, señala el gerente de ventas de la compañía.

El otro tema a tomar en cuenta es el medio por que llega Internet a los negocios, si es un cable de cobre, una red inalámbrica o fibra óptica.

En los países desarrollados ya casi se está usando exclusivamente fibra óptica, incluso hasta las casas; también existe un nivel de sobresuscripción que genera un efecto de cuello de botella, generado porque el proveedor local vendió más capacidad de la que tiene contratada a nivel internacional. Es importante que las empresas le consulten a su proveedor si le están dando un ancho de banda sobresuscrito y que conozcan cuál es el nivel de sobresuscripción internacional”, añadió.

Simetría y calidad

La simetría de los servicios también afecta la productividad, ya que a diferencia de una casa donde se descarga mayoritariamente contenido, las empresas suben y bajan información y las tareas múltiples requieren un enlace simétrico, es decir, la misma velocidad en ambas direcciones.

En ese sentido, un Internet de alta calidad ayuda a las compañías e incide directamente en la eficiencia ya que es un habilitador de los procesos de negocios y de la transformación digital amparada en la tecnología y la conectividad.

Mucha de la información de las compañías hoy reside en la nube, llevar los datos a la nube puede ser un problema o una solución; problema si me llevo los datos y luego no tengo como accederlos o solución, si me llevé los datos y tengo alta disponibilidad y el medio para consultarlos., Necesito un Internet que pueda administrar donde las aplicaciones críticas van de primero y Facebook va de segundo. Necesito un Internet seguro, veloz, altamente disponible, si la conexión se cae es un caos, la gente no trabaja, a ese nivel estamos en este momento.

Las empresas deben pedirle más a sus proveedores de servicio, la forma en que se va a reducir esa brecha digital es con un usuario exigente y Costa Rica tiene mucho que mejorar para reducir esa brecha”, finalizó Cerdas.



Haga clic para ver más noticias sobre: 5G, ancho de banda, computación en la nube, Pymes, Speed Test, SUTEL.