Nuevo intento por levantar el crédito: así funcionarán los avales y préstamos del Central

Luis Valverde [email protected] Agosto 7, 2020  12:03 am

08072020

  • Se pretende que recursos estén disponibles para que empresas puedan hacer arreglos y pagar moratorias pendientes hacia fin de año

(CRHoy.com) Los intentos realizados hasta ahora para levantar la alicaída colocación de créditos, han sido infructuosos. Dos nuevas herramientas anunciadas esta semana por el Banco Central y el gobierno pretenden revertir las tendencias y, de paso, dar oxígeno a las empresas conforme se acerca el fin de año, cuando se espera que sea el momento más delicado a nivel financiero para ellas.

El primer mecanismo es la creación de un fondo de ₡700 mil millones por parte del Banco Central para prestarlo a los bancos comerciales y el segundo es el fondo de avales anunciado este jueves por el Gobierno, con crédito por $300 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

¿Por qué los bancos necesitan plata?

Lo primero es comprender por qué el Estado está inyectando recursos al sistema financiero, si en teoría, los bancos tienen suficiente liquidez para prestar.

En efecto los bancos tienen recursos suficientes y su situación financiera es sólida, el problema es que debido a la crisis toda la gente y las empresas han decidido tener su dinero a la vista. Es decir, cualquier depósito a plazo o inversión lo han pasado a cuenta corriente y eso obliga a los bancos a tener más dinero disponible “en caja” para entregarlo a las personas en caso de que lo soliciten.

Esto inmediatamente limita al banco a ofrecer préstamos de mediano y largo plazo.

Cifras del Banco Central dan cuenta que la liquidez el M1 (medio circulante, o dinero en efectivo),se elevó a un 39%, mientras que el dinero a plazos cayó a un -8,4%.

Es aquí en donde entra el fondo del Central. La entidad pretende poner a disposición esos recursos a modo de préstamo a los bancos comerciales, con la finalidad de que los pueda ofrecer en plazos más largos.

¿Por qué se hace esto ahora?

De acuerdo con Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central, se está previendo que muchas empresas y comercios vayan a necesitar fondearse hacia fin de año, cuando sea momento de pagar los impuestos a los cuales se les aplicó un plazo de mora entre marzo y mayo.

Además, será la época de aguinaldos y pago de otras cargas tributarias

“En los próximos meses va haber una mayor demanda por arreglos de pago, y ahí es importante que las condiciones crediticias y liquidez faciliten esos arreglos de pago. Va a ser importante que en los siguientes meses se provea crédito para capital de trabajo, muchas empresas van a necesitar para financiar la planilla, pagar a proveedores, para no despedir y eventualmente para nueva inversión”, dijo Cubero.

Sin embargo, en la lógica de las autoridades económicas, este dinero no puede simplemente ponerse a disposición en momentos en que la demanda de crédito ha sido muy baja.

De acuerdo con las cifras del Ente Emisor, la colocación de crédito al sector privado en moneda nacional (línea azul), ha venido en constante caída desde finales de 2017. Por su parte, el crédito en moneda extranjera (línea verde) comenzó su descenso desde inicios de 2016, con una leve recuperación en 2018 y a inicios de este año, sin que eso signifique que haya salido de crecimientos negativos.

¿Para qué es el fondo de avales?

Para revertir esta baja demanda es que se quiere flexibilizar las garantías que se pide a las empresas, abriendo un poco más las puertas del riesgo, con el fondo de avales.

Este fondo se financiaría con $300 millones del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y serviría para respaldar los préstamos que otorguen los bancos; es decir, el Gobierno se convierte en una especie de fiador para las empresas que pidan los préstamos.

De acuerdo con el Ejecutivo, ese monto permitirá respaldar préstamos por hasta $3 mil millones.

“Este proyecto nos ayudará a llevar el crédito a quienes más lo necesitan, será un mecanismo de gran importancia en la lucha contra el desempleo y una luz de esperanza para miles de pequeñas y medianas empresas costarricenses que hoy buscan su estabilidad financiera en medio de la pandemia”, dijo Elian Villegas, ministro de Hacienda.

 

Ambas herramientas deben atravesar todavía un trámite burocrático para ser puestos en operación.

En el caso del fondo del Banco Central se encuentra en consulta desde el martes pasado a todo el sector financiero. Luego de 10 días se le realizarían las modificaciones que se consideren pertinentes y se pondría a disposición.

Este dinero saldría de la emisión propia del Central, y de acuerdo con Cubero el monto no representa un riesgo inflacionario debido que se trata de un monto relativamente bajo para la economía.

Por su parte, respecto al fondo de avales el Poder Ejecutivo debe enviar el proyecto a la Asamblea Legislativa para su aprobación.

La idea es enviarlo este mismo mes con la intención de que quede aprobado lo antes posible y pueda ser puesto en vigencia en setiembre.

 



Haga clic para ver más noticias sobre: Economía, fondo de avales.